San Vicente

Las historias de los canillitas de San Vicente, Alejandro Korn y Domselaar en su día

Hay siete puestos de diarios en el distrito. Ellos están ahí todos los días del año y son reconocidos por la comunidad.
viernes, 08 de noviembre de 2019 · 18:06

El Día del Canillita fue celebrado esta semana en los siete kioscos de diarios que hay en el distrito de San Vicente. En todos los casos se trata de comerciantes queridos que son un pilar fundamental para la comunidad: ayudan a mantener a los vecinos informados y están ahí, en sus puestos, 362 días al año. Son un ejemplo de sacrificio, profesionalismo y calidez para darles lo mejor a sus clientes.

En la localidad de San Vicente, el puesto con más antigüedad es el de la familia Marini. Fue fundado por Edgardo Marini, que vendía diarios desde mediados de los años 80 en su librería de la calle San Martín, ubicada frente a la Plaza Mariano Moreno. El negocio creció al punto que instalaron un kiosco en la vereda. Y cinco años atrás se mudaron a la plaza. El recordado Edgardo murió en 2016, pero su legado es continuado por su hijo Juan Andrés y su esposa Zulma Acerbi.

Sobre Sarmiento al 1100 está el kiosco de Alfredo Guzzo. Por una historia curiosa, el hombre de 66 años es conocido como “Braña”. Es que ese era el apellido del dueño original de esa “parada”, que estaba en la estación de trenes. Cuando Alfredo se hizo cargo del negocio en los años 90, el mote ya estaba instalado. Y todavía la distribuidora de diarios deja los paquetes a nombre de “Braña”.

Hay otros dos canillitas más en la ciudad. Sobre el Hospital Ramón Carrillo está “Angelito” Rodríguez, que a sus 62 años todavía se encarga del reparto en bicicleta. Fue empleado del puesto de Biliva, que estaba en la plaza, y de Marini. Hace siete años inauguró su propio despacho en una zona en la que no había, y lo acompañan sus hijos Victoria y Damián.

El otro puesto importante está en el barrio Pueblo de la Paz, sobre Matheu y Libertad. Fue fundado hace 18 años por Facundo Zacagnino, que pertenece a una tradicional familia de canillitas con puntos de venta en Glew y Burzaco.

En Alejandro Korn también hay otra querida familia de canillitas que, llueva o truene, está al frente de los kioscos de la estación y del mástil, en el centro de la ciudad, y también de hacer el reparto por todos los barrios, algunos con calles maltrechas. Son los Lavayssiere. Juan Carlos está a cargo del concurrido negocio de la estación, mientras que su hijo Javier está en el mástil. En 2018 falleció Hugo Lavayssiere, un personaje muy recordado en la estación.

También en Domselaar hubo hace poco una despedida dolorosa. En abril último falleció Roberto “El Negro” Castellano, dueño del almacén “Resistiré”, el único donde se venden diarios en la localidad. El trabajo de décadas que empezaron los padres de Roberto hoy es continuado por otro vecino de la localidad, Rubén Ríos, y tiene la colaboración de las dos empleadas históricas del comercio: Lucrecia Tavella y Ana María Izquierdo.

Comentarios