Provincia | clases | Ciudad de Buenos Aires

Qué pasa hoy con las clases en Provincia y en Capital

En la provincia de Buenos Aires se ratificó la adhesión a la suspensión de clases, aunque este lunes habrá movilizaciones para que se revea la medida.

El anunció del endurecimiento de las restricciones en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) dispuesto por el presidente Alberto Fernández el pasado miércoles y oficializado con el Decreto de Necesidad y Urgencia 241/2021 sorprendió por su firmeza de cerrar las escuelas y volvió a abrir como nunca el debate por las clases presenciales, con posturas diferentes en provincia y Capital.

Una de las medidas impuestas en el DNU, que reconoce la importancia de la presencialidad escolar aunque destaca la necesidad de reducir el uso del transporte público, que desde el regreso a las aulas creció un 25%, supone la suspensión de las clases por 15 días a partir de este lunes para toda la región, que incluye el conurbano bonaerense y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, ratificó al día siguiente su adhesión a las medidas dictaminadas por el presidente para combatir al coronavirus, entre ellas la suspensión de las presencialidad. En rueda de prensa, además, criticó fuertemente el posicionamiento de su par Horacio Rodríguez Larreta, quien ese mismo día anticipó que en la Ciudad de Buenos Aires las clases iban a continuar.

Sin embargo, desde las redes sociales, familias y colegios en contra de la suspensión de las clases presenciales impulsaron distintas marchas en la provincia para que se revea la situación. Más de 70 colegios protestarán hoy a las 8 de la mañana, con sentadas y abrazos simbólicos para que se revierta la medida en el ingreso de sus respectivos establecimientos. Las escuelas de enseñanza privada son quienes encabezan la movilización, a través del colectivo “Padres Organizados”.

Martín Zurita, titular de la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la provincia de Buenos Aires (AIEPBA), calificó la medida de suspender la presencialidad como un “baldazo de agua fría”, mientras que algunos establecimientos bonaerenses, como el Colegio Esseri, de La Plata o el Colegio Patris, de City Bell, anunciaron su intención de resistir al cierre de las clases.

En ese contexto, el gobernador de la provincia Axel Kicillof anunció este domingo, en diálogo con radio Rivadavia, que “si incumplen la normativa, como pasa en cualquier lugar, y con el sentido común seguramente va a haber algún tipo de sanción”.

Clases 2.jpg
En la provincia habrá movilizaciones de familias para suspender la suspensión de clases, mientras que en Ciudad de Buenos Aires paran los gremios por su continuidad.

En la provincia habrá movilizaciones de familias para suspender la suspensión de clases, mientras que en Ciudad de Buenos Aires paran los gremios por su continuidad.

Por su parte, en la Ciudad de Buenos Aires todo fue al revés. El mismo jueves que Axel Kicillof ratificó la adhesión de las medidas de Alberto Fernández, el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta pidió “diálogo” por las clases y anticipó un amparo judicial. "Vamos a hacer todo lo posible para que los chicos estén en la escuela", señaló Larreta, quien al día siguiente en la Quinta de Olivos.

“No hay razón sanitaria que justifique, en este momento, suspender las clases presenciales”, había expresado el jefe de gobierno porteño. Finalmente, la fiscal Karina Cichero, de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la Ciudad de Buenos Aires, dictaminó ayer un fallo a favor de la presencialidad de las clases en el distrito presentado por un grupo de docentes nucleados en la ONG Abramos las Escuelas y el espacio Centro de Estudios de Políticas Públicas.

El tribunal resolvió “disponer la suspensión de lo dispuesto en el artículo 2°, párrafo tercero, del DNU y ordenar al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) que en el marco de su autonomía y competencias propias disponga la continuidad de la presencialidad de las clases en el ámbito del territorio de la Ciudad de Buenos Aires”.

Después de conocerse la sentencia, Horacio Rodríguez Larreta brindó una conferencia de prensa en la que señaló que “los chicos van a estar sentados en las aulas, gracias al esfuerzo de una sociedad que está comprometida con la educación y su futuro”.

Ante eso, tres organismos que nuclean a los maestros en la Ciudad de Buenos Aires, Ctera, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y CTA, anunciaron harán un cese de actividades: "Frente al fallo de la sala 4 de la Cámara de Apelaciones, del cual ni siquiera podemos ser parte, y a la violación de la Constitución, los trabajadores de la educación llamamos a paro docente este lunes 19".

Dejá tu comentario