Canning | Canning | arquero | ADCC

Día del Arquero: los "1" de Canning reflexionaron sobre el puesto más exigente de la cancha

El 14 de abril se celebró el Día Internacional del Arquero. Algunos de los responsables de los arcos en ADCC en Canning contaron experiencias con los guantes puestos. "Es una gran responsabilidad", coincidieron.

Ser arquero no es fácil. Es quien recibe la culpa, el que sale en la foto cuando todo salió mal. Pero a su vez, quien recibe el título de héroe al sacarla del ángulo o tapar un penal. Hoy en pausa, varios arqueros de Canning que disputan los torneos de ADCC cuentan ante El Diario Sur sus anécdotas entre los palos.

Matías Segura, arquero campeón de Primera con el Ombú, admitió que prefiere los partidos en donde el equipo domina el encuentro desde el arranque y resalto que “quedó en evidencia” que tenían la mejor defensa del campeonato de ADCC en Canning: “Solo 8 goles en contra en 9 partidos jugados, eso habla bien de todos”.

El capitán cuenta que las atajadas que más emotivas para el fueron en la final de la copa de campeones de Canning. “Atajé 5 penales en la final y pudimos traer la copa de ADCC”, dice. También, recordó algún fallo del cual hoy se ríe: “Me acuerdo contra El Venado, donde sacaron del medio y me hicieron un gol de mitad de cancha. Por eso trato de no relajarme, estar bien enfocado”.

Además, expresó la sensación de ser un arquero de equipo que consideran ganador en ADCC: “Es una gran responsabilidad porque el equipo está en un nivel alto. Eso hace que las pocas intervenciones tienen que ser buenas. A su vez, si llegas a mandarte una sabes que el equipo te salva”.

El arquero Marcos Weber del junior de ADCC de Saint Thomas Sur de Canning, comentó sobre su forma de jugar: “Me gusta dar las órdenes, pero un central que me respalde con las indicaciones siempre suma”. Además, en cuanto a sus modelos a seguir, el jugador volvió a su infancia recordando su inspiración: “Mi ídolo siempre fue Ángel Comizzo, lo tengo allá arriba”. También admira al costarricense Keylor Navas, arquero del PSG, por su camino a la gloria.

Por otra parte, el arquero Diego Carranza comentó su historia en las categorías de la liga: “Atajo en el equipo Senior de Domselaar y el máster de ADCC de Aeris Tiempos de Canning hace ya más de dos años”. Además, compartió sus mejores memorias entre los palos: “Recuerdo dos atajadas claves en las semifinales de ascenso, que nos dio el pase a la final con Domselaar, y después ascendimos. Es una de las mayores alegrías que se le puede dar a un arquero”.

Matías Segura – El Ombú

Matias Segura.jpeg

“Es una gran responsabilidad ser arquero de un equipo ganador de ADCC porque las pocas intervenciones tienen que ser buenas”.

Marcos Weber – Saint Thomas Sur de Canning

Marcos Weber.jpeg

“Me gusta dar las órdenes, pero un central que me respalde con las indicaciones siempre suma”.

Diego Carranza – Domselaar Chico

Diego Carranza.jpeg

“Recuerdo dos atajadas claves en las semifinales de ascenso. Es una de las mayores alegrías que se le puede dar a un arquero”.

¿Por qué se celebra el Día del Arquero?

Desde 2011, en Argentina se celebra el Día del Arquero cada 12 de junio, por el nacimiento de Amadeo Carrizo, quien tuvo una carrera memorable en River, donde se convirtió en el futbolista con más presencias en la historia del club, con 546 partidos jugados, 25 por Copa Libertadores, en 24 años.

amadeo carrizo.jpg

A Carrizo, quien falleció el 20 de marzo de 2020, se lo considera un innovador: fue el primer arquero en usar guantes en el año 1952, el primer jugador que hizo trabajos de modelaje y publicidad, el primero en atajar con los pies y jugar afuera del área chica y fue el primero en jugar durante cuatro décadas, las del 40, 50, 60 y el primer año de la del 70. Luego del reconocido arquero Millonario, aparecieron grandes sucesores en el fútbol argentino como José Ubaldo "Pato" Fillol, también de River, y José Luis Felix Chilavert, quien se convirtió en el primer arquero en convertir en un gol de tiro libre, en un partido entre Vélez y Deportivo Español disputado el 2 de octubre de 1994.

chilavert.webp

Sin embargo, a nivel internacional se utiliza una fecha distinta para conmemorar a los arqueros. Y esto se debe a otro nacimiento, el de Miguel Ángel Calero Rodríguez (14/4/1971 en Ginebra, Colombia), quien tuvo un triste final a sus 41 años. En 2012 sufrió un infarto cerebral a causa de una embolia en el hemisferio derecho y debió ser internado, pero más tarde tuvo una fuerte recaída y le diagnosticaron muerte cerebral.

El héroe de los tres palos de Tristán Suárez

Dentro de los grandes arqueros que pasaron por el fútbol argentino, la región ostenta de uno de ellos que fue fundamental para lograr el ascenso histórico de Tristán Suárez a la B Metropolitana. Se trata de Alejandro Otamendi, quien entró en los libros de historia de fútbol tras alcanzar los 1.115 minutos sin recibir goles en su propia valla. Hoy 26 años más tarde, aún cuenta con el récord y con el paso del tiempo la hazaña se agiganta.

Dejá tu comentario