Canning | Canning | paisajistas | sequía

Canning amarillo: la lucha de los paisajistas para tratar de mantener el verde en los jardines en el medio de la sequía

La mayoría de los trabajadores del rubro propone aumentar la cantidad de agua destinada al riego, pero desde los barrios buscan limitar el uso de agua.

El color verde que tenía acostumbrado a los vecinos de Canning en los campos, clubes, countries y jardines comienza a perderse desde que llegaron las altas temperaturas a la región. El pasto pierde fuerza y color, y los paisajistas de la región intentan hacer hasta lo imposible para recuperarlo y mantener el verde que resalta a la ciudad, y también evitar que se marchiten las flores.

Entre los calores que azotan a la región y los problemas por la falta de agua, cada vez es más común encontrarse con campos y jardines con menos césped, tierra seca y quebrada. Entre las consultas a los paisajistas de la región predomina cómo hacer para mantener un jardín o recuperarlo a su color original. “El agua es la clave”, sentenció Walter Coronel, paisajista y dueño del vivero El Amanecer -Mariano Castex 1495-, a El Diario Sur.

Canning - Pag 2 y 3 - Paisajismo 2.jpg
La sequía afecta el verde de Canning, donde cada vez se ven más jardines con tierras agrietadas.

La sequía afecta el verde de Canning, donde cada vez se ven más jardines con tierras agrietadas.

“Hoy en día tenés que inundar, no regar”, contó Coronel. “Con el problema de la sequía que está atravesando a toda la región desde hace ya un tiempo, regar no alcanza”, manifestó.

“La cantidad normal a la que se debe regar un jardín, por sector, estamos hablando de entre 10 y 15 minutos, no mucho más. Sin embargo, hoy por hoy, ahora se debe regar entre 40 minutos y una hora a diario”, explicó Coronel. “De tanta sequía ya las tierras comienzan a secarse y agrietarse en hasta 30 centímetros”, señaló.

En esos casos, Walter Coronel sostuvo que “el mejor secreto” para recuperar esas tierras “agrietadas” es el agua. “La tierra, el pasto y las plantas, lo vas a recuperar con agua. Por Canning podemos ver como árboles de más de 100 años tienen todas las puntas caídas ya. Eso se debe a que no hay agua abajo, se están secando”, comentó.

Los viveros se vieron perjudicados también por la sequía, porque debieron modificar la manera a la que estaban acostumbrados a cuidar las plantas. “Pasamos a regar hasta tres veces por día. Llegó mucho calor de golpe, ahora estamos en casi 37°C diarios y si las plantas no están hidratadas se queman todas”, explicó. “Es como salir a correr sin la botellita de agua”, ejemplificó.

Leé también: Sequía histórica en la laguna de San Vicente: más de la mitad de su superficie no tiene agua

“Desde el 15 de abril del 2022 hasta el día de hoy que casi no llovió. Cuando caen algunas gotas, son apenas dos milímetros. No es nada, ni un vaso de agua. Esta sequía es muy grave”, contó Carlos Maggiore, paisajista y dueño del vivero Rosas de Río Negro, ubicado sobre la esquina de Ramón Santamarina y Rotta, en Monte Grande.

Con respecto a cómo se adaptaron para el mantenimiento de sus plantas, Maggiore explicó que ahora pasaron a regar dos veces por día, primero a la mañana y luego por la noche. “No se puede dejar de regar ni un solo día”, indicó. “El que tiene un jardín en su casa tiene un problema serio porque de lo dura que está la tierra ya no puede ni puntearla”, señaló. “El fertilizante puede ayudar a recuperar el pasto, pero lo más importante es el agua”, añadió.

“De noviembre a marzo, durante los calores, es indispensable que no se haga ningún trasplante de plantas. Solo de maceta a otra maceta, o de maceta a la tierra. Pero en esta época no se puede cambiar ninguna planta de lugar de tierra”, sostuvo. Además, dijo que el pasto se debe cortar una vez por semana y “lo más alto posible” debido a que, de lo contrario, se puede quemar.

Baja de napas y lagunas secas en Canning

canning sequía paisajistas 3.jpg

La sequía viene sumando cada vez más problemas en la región y, además del deterioro de los jardínes del corredor verde de Canning, la falta de agua preocupa cada vez más a los vecinos. Los niveles de agua en las napas se van reduciendo y los countries deben realizar pozos cada vez más profundos. En algunos barrios privados restringieron el uso del agua debido a la falta del servicio que ya comenzaron a sufrir algunas casas. La lógica indica que es preferible tener el pasto seco –algo natural al fin y al cabo- y no quedarse sin servicio de agua corriente.

En algunas de las seis lagunas con las que cuenta el country de Canning Terralagos, el agua llegó a bajar hasta media metro. “Esto es lo peor de lo peor, nunca estuvieron con tan bajo nivel de agua. Desde que se instaló el country hasta el día de hoy el agua está en el nivel más bajo históricamente”, le habían contado las fuentes a El Diario Sur.

El campo, el principal afectado por la sequía

canning sequía paisajistas 4.jpg
Arnaldo Pérez, productor y vecino de San Vicente. 

Arnaldo Pérez, productor y vecino de San Vicente.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof declaró a emergencia agropecuaria en 13 distritos, entre ellos San Vicente, en noviembre de 2022. Ante este contexto, un vecino y productor de San Vicente debió reinventarse y alquila sus caballos para poder ganar una plata extra. No puedo hacer queso porque las vacas no dan. No hay pasto y ellas no pueden comer otra cosa”, le había contado a fines de noviembre Arnaldo Pérez a El Diario Sur.

“Eso me sirve para poder comprarle comida a los animales. También estoy preparando un contrapiso para que vengan a tomar mate y pasar la tarde. Es la única manera de solventarme”, añadió.

Dejá tu comentario