San Vicente | San Vicente | sequía | laguna

Sequía histórica en la laguna de San Vicente: más de la mitad de su superficie no tiene agua 

La situación se da por la falta de lluvias. Desde el INTA anunciaron que para febrero volverían las lluvias y podría volver a llenarse. 

La laguna de San Vicente atraviesa una sequía histórica, la peor de los últimos 15 años. El espejo de 30 hectáreas tiene alrededor de la mitad de su superficie sin agua, y ya se empieza a notar el crecimiento de vegetación en el mismo fondo de la laguna. Para los vecinos, ya se volvió una costumbre caminar o hasta andar en bicicleta por el mismo suelo que antes tenía hasta dos metros de agua por encima.

La Laguna de San Vicente frente a una sequía histórica

La situación de la reserva de agua local no es una excepción. Las lagunas y los arroyos de los campos de San Vicente y los alrededores también están completamente secos. Lo mismo pasa con los lagos artificiales de countries como San Eliseo. Es en ese contexto que la Provincia incluyó a San Vicente entre los distritos en los que se declaró la emergencia agropecuaria, por las tremendas pérdidas que está sufriendo el sector del campo.

El fenómeno es regional. En lagunas cercanas de grandes proporciones, como la de Lobos, Chascomús o Navarro, también se ven los efectos de la sequía. En Navarro la situación es especialmente crítica: el agua desapareció del todo y ya hay vegetación creciendo en el fondo.

image.png
Así está la laguna de Navarro: quedó completamente seca.

Así está la laguna de Navarro: quedó completamente seca.

Este cuadro generalizado se explica con los datos de precipitaciones. El promedio histórico que registra para la región la estación meteorológica de Ezeiza es de 1.012 milímetros de lluvia al año. A lo largo de 2022, llovió la mitad: 502 milímetros. Lo que empeora la situación es que es la cuarta temporada consecutiva dominada por la sequía.

“El fenómeno de La Niña, que significa menos lluvias, va a cumplir su cuarta temporada consecutiva en el Hemisferio Sur. Por eso el campo la está pasando mal y hay una situación de alerta hídrica en muchas regiones”, señaló ante El Diario Sur el meteorólogo Emiliano Presta, que es de Lomas de Zamora y estudia con especial dedicación el clima en la región. “La gente me cuenta y me manda fotos, y las lagunas están igual por toda la zona, completamente secas”, remarcó.

image.png
Emiliano Presta es meteorólogo y vive en Lomas de Zamora.

Emiliano Presta es meteorólogo y vive en Lomas de Zamora.

Leé también: Muertes de adolescentes por un desafío viral en redes sociales: qué recomiendan a los padres

En San Vicente, el panorama se acerca al que atravesó la reserva natural en 2008, cuando la sequía en el espejo fue total, sin siquiera sectores con algunos centímetros de agua, como los que hay ahora. Duró alrededor de ocho meses hasta que lentamente se fue volviendo a llenar de agua. En esta oportunidad, la falta de agua empezó a notarse con preocupación desde octubre.

Sin embargo, hay chances de que la reversión de la sequía se dé a lo largo de 2023. Esta semana, la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación comunicó que, según estudios de técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), “se prevé el fin del fenómeno de La Niña para febrero”. “Este fenómeno trajo consigo sequías y una notable baja en los ríos, durante los últimos tres años. De esta manera, iniciaría una etapa que se pasaría de una 'neutra', a una en la que paulatinamente aumentan las probabilidades de lluvias a lo largo y ancho del país hasta la llegada del fenómeno de El Niño, que trae consigo abundantes precipitaciones", indicó el comunicado de Agricultura.

image.png
El cartel de prohibido bañarse en la entrada.

El cartel de prohibido bañarse en la entrada.

La obra de limpieza terminó, pero aún no se puede disfrutar

Luego de diez años, el espejo de agua de la laguna de San Vicente quedó completamente libre de las especies de plantas invasoras que lo habían cubierto. Fue a partir de la obra financiada por la provincia de Buenos Aires en la que se retiró con maquinaria de forma mecánica la totalidad de las plantas, que se acumulaban de a toneladas. Pero el final de esos trabajos, que se extendieron durante la segunda mitad de 2022, coincidieron con el estallido de una sequía histórica, que dejó al espejo prácticamente sin agua. Así, la posibilidad de volver a ver el espejo de agua en su esplendor, se sigue demorando.

La obra que gestionó el intendente Nicolás Mantegazza ante la Provincia tuvo un costo de 200 millones de pesos. En una primera instancia se utilizaron pontones (similares a balsas) para montar retroexcavadoras y así sacar las plantas desde la superficie. Pero conforme fue avanzando la sequía, esas estructuras no fueron necesarias, y las máquinas pudieron trabajar desde la orilla y luego ingresar a la laguna. También se hicieron movimientos de suelo: se sacó una gran cantidad de tierra del fondo buscando que el espejo gane profundidad.

En diálogo con El Diario Sur, fuentes que siguieron de cerca la obra negaron que los trabajos puedan haber tenido algún impacto en la situación actual de falta de agua.

image.png
Aves entre los charcos de agua que quedan en algunos sectores.

Aves entre los charcos de agua que quedan en algunos sectores.

Promedio histórico de lluvias en un año: 1012 milímetros de precipitaciones

Promedio de lluvias totales en 2022: 502 milímetros de precipitaciones

(Fuente: estación meteorológica de Ezeiza)

Según el INTA, a partir de febrero vuelven las lluvias

Esta semana se conoció una noticia que podría cambiar el panorama en los próximos meses. El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) anunció que se prevé el fin del fenómeno La Niña para febrero. “De esta manera, iniciaría una etapa que se pasaría de una 'neutra', a una en la que paulatinamente aumentan las probabilidades de lluvias a lo largo y ancho del país hasta la llegada del fenómeno de El Niño, que trae consigo abundantes precipitaciones”, informaron desde el organismo.

Dejá tu comentario