Canning | Canning | estafa | Criptomonedas

Allanamientos en el country Los Talas de Canning por una estafa internacional con criptomonedas

Un matrimonio que tiene una casa en Canning está involucrado en una estafa con criptomonedas a una empresa británica. Les secuestraron 300 mil dólares.

Una casa del country Los Talas de la localidad de Canning fue escenario de un importante allanamiento en el que se secuestraron 305.600 dólares que serían provenientes de una operación de estafa internacional con criptomonedas, en el marco de una extensa investigación de la Justicia Federal.

Según publicó La Nación, una mujer, esposa del gerente de un importante banco internacional, fue la que simuló realizar un operación conocida como cripto to cash, en representación de una empresa de Reino Unido. La acusada les hizo creer a las víctimas de la firma británica que había sido engañada a través de un mensaje de WhatsApp donde le indicaron que los 500.000 Tether (USDT) que iban a ser convertidos en medio millón de dólares debían ser transferidos a una determinada billetera de criptomonedas de una firma de Hong Kong.

En realidad, el dinero terminó en la cuenta de un compañero de trabajo del marido de la mujer, que dividió el botín en varias cuentas propiedad de un ciudadano chino, que luego se encargó de ocultar y lavar el dinero. Uno de los beneficiarios de lo recaudado fue el matrimonio mencionado, que habría recibido medio millón de dólares por participar del entramado.

image.png
El barrio cerrado de Canning donde se produjo el allanamiento.

El barrio cerrado de Canning donde se produjo el allanamiento.

La compleja operación fue descubierta tras una investigación de cinco meses que comenzó con la denuncia de la empresa británica estafada y terminó con el allanamiento que se llevó a cabo en una vivienda del country Los Talas, donde los investigadores secuestraron 305.600 dólares en efectivo y otros 150.000 en criptoactivos, que fueron localizados tras congelar una billetera virtual.

El operativo involucró a varias fuerzas policiales y fue llevado a cabo por efectivos de la Superintendencia de Investigaciones con Función Judicial de la policía bonaerense, de la División Delitos Tecnológicos y el Departamento Técnico de Cibercrimen de la Policía Federal Argentina (PFA). Todo fue ordenado por la Unidad Fiscal Especializada en Investigaciones de Ciberdelito (Ufeic) del Departamento Judicial de San Isidro, conducida por el fiscal Alejandro Musso y con la coordinación del fiscal general de San Isidro, John Broyad.

“La persona que recibió la transferencia es un vecino de San Isidro que los diversificó en varias cuentas, que todo termina en las cuentas de un ciudadano chino. Allanamos al que recibió los 500.000 USTD, pero también a la directiva argentina de la empresa británica damnificada porque descubrimos que su marido tenía una relación con la persona que recibió la transferencia”, explicaron las fuentes consultadas por el diario La Nación.

Leé también: Un joven tuvo un ataque de epilepsia mientras cocinaba y se incendió su casa en Lomas

Diego M., la persona que recibió la transferencia, fue indagado en las últimas horas. Contó que fue compañero en el banco donde trabaja el esposo de la mujer que inició la operatoria ilegal y aseguró que fue engañado por el matrimonio. "Él me comentó que su mujer había vendido una empresa, de la cual tenía una participación accionaria en Estados Unidos y que le pagaban con USDT y si podía ayudarlos a pasarlos a billete dólar", indicó en su declaración y agregó que ellos tenían el dinero encima.

Fue así que la Justicia decidió allanar dos domicilios de la pareja, uno en el barrio de Villa Devoto y otro en el barrio cerrado de Canning, donde se halló dinero en efectivo y en criptomonedas. Además, se registró una propiedad vinculada al ciudadano chino que habría ordenado la estafa, que fue identificado por los detectives como Lianjie Chen.

Una de las hipótesis más fuertes que rodean la investigación es que la mafia china está lavando dinero ilícito a través de estas operatorias con criptomonedas. Una de las billeteras virtuales a nombre de Chen, quien actualmente volvió a China, tuvo en su poder más de 79 millones de dólares en los últimos días.

En ese marco, el fiscal Musso pidió una serie de detenciones, pero el juez de Garantías de San Isidro Ricardo Costa no hizo lugar. Sí ordenó los allanamientos solicitados por el representante del Ministerio Público. Teniendo en cuenta el resultado de la investigación, fuentes judiciales, no descartaron que el fiscal interviniente vuelva a pedir la detención de los involucrados en la causa.

Dejá tu comentario