Opinión

El impacto de nuestra manera de ser en los otros

La licenciada Mónica Dreyer nos trae su columna semanal de opinión 'El impacto de nuestra manera de ser en los otros'.
domingo, 25 de noviembre de 2018 · 14:00

Escucho relatos similares al que voy describir. María llama a Juana por teléfono. Juana responde con un “Hoolaaa” gastado…como de cansada… como diciendo que venís a molestar que tengo tanto para hacer….  La conversación es corta pero acalorada….Cada vez que María tiene que hablar con Juana, le impacta la expresión de su cara, su mirada, el tono de voz, el tipo de palabras…En este relato si bien no está claro si Juana responde de esa manera o María lo siente así. Se denomina “resonancia” a la manera en que María siente esa conversación. Pero sigamos un poco más desde la “resonancia de María” quien relata que cada vez que tiene que hablar con Juana se le disparan sensaciones displacenteras en el cuerpo. Siente una bola en el estómago, palpitaciones, en fin los indicadores corporales en una conversación con una persona poco amable son variados.  Podríamos pensar que Juana le responde a María de esa manera porque anteriormente hubo una serie de situaciones  entre ambas, que lleven a sostener un diálogo tenso. Pero en otros casos puede suceder que Juana responde SIEMPRE así, llame quien llame o sea no es producto de una situación vincular sino que es su manera de ser. He trabajado con muchas personas con respuestas tensas. Algunas tienen apertura y flexibilidad para cambiar. Otras ni siquiera registran su conducta. Tienen lo que se denomina un “área ciega”. O sea muchas veces no tenemos conciencia de nuestro tono de voz, de nuestra cara, de cómo reaccionamos y contestamos o sea del impacto de nuestro comportamiento en las otras personas ¡Sólo para pensar!

Comentarios