Esteban Echeverría | cidi | centro | cuerpo

CIDI destaca la importancia de la neurorradiología para la detección temprana de enfermedades

Desde el centro de diagnóstico por imágenes aseguran que se trata de una especialidad fundamental para detectar diferentes anomalías, entre ellas tumores.

Marina Steffen, médica especialista en diagnóstico por imágenes Centro Integral de Diagnóstico por Imágenes (CIDI) de Monte Grande, le explicó a El Diario Sur la importancia de los equipos tecnológicos con los que cuenta en CIDI: “Con el advenimiento de la resonancia, lo que es neuroimágenes cambió de un día para el otro, muchísimo. Los avances con la resonancia y el resonador de alto campo de equipos de 1.5 Tesla para arriba, son equipos que se dedican a neuroimagen con los que tenemos la posibilidad de hacer secuencias específicas. Podemos ver la forma del cerebro y del tumor, ver y estudiar su metabolismo y compararlo con uno normal, por ejemplo”.

Además, contó que la patología más frecuente que suele ver en sus pacientes es “una patología vascular crónica, o sea, un ACV”. Ya sea secuelas por el ACV o isquemias agudas, previo al ACV. “Con la Resonancia Magnética podemos determinar al momento si el paciente está sufriendo una isquemia, que no llegó el cerebro a sufrir el infarto, y determinar qué área del cerebro es salvable y trabajar en ello”, describió.

COMÚN - PAG X - Especialista Marina Steffen.jpg
La médica especialista en el diagnóstico por imágenes del CIDI de Monte Grande, destacó el equipamiento avanzado con el que trabajan en el centro.

La médica especialista en el diagnóstico por imágenes del CIDI de Monte Grande, destacó el equipamiento avanzado con el que trabajan en el centro.

Tomografía Computada (TAC)

La exploración por Tomografía Computada consiste en un examen incruento y no doloroso que ayuda al médico a diagnosticar diferentes tipos de patologías. El dispositivo que se utiliza es una máquina de gran tamaño con una apertura o túnel corto en el centro. El paciente se acuesta en una mesa de examen, que se desliza dentro y fuera de este túnel, y numerosos haces de Rayos X y un conjunto de detectores electrónicos rotan alrededor de suyo.

Al mismo tiempo, la mesa de examen se mueve a través del dispositivo de exploración, de manera que el haz de Rayos X siga una trayectoria en forma de espiral. Un programa especial informático procesa este gran volumen de datos y crea imágenes del interior de nuestro organismo en los tres planos del espacio.

Los dispositivos de exploración por TC modernos son tan veloces que pueden explorar amplios sectores del cuerpo en tan sólo unos segundos. Sus imágenes obtenidas son rearmadas por medio de un programa informático, el cual su resultado consiste en una visualización multidimensional muy detallada del interior del cuerpo

¿Para qué sirve?

  • Detección de lesiones óseas y cerebrales en traumatismos craneoencefálicos.
  • Detección de tumores, hemorragias o infartos en pacientes que han presentado cefalea aguda, un déficit neurológico agudo o una crisis epiléptica.
  • Detección de hidrocefalia en pacientes con cefalea crónica o con alteraciones de la marcha.
  • Detección de malformaciones congénitas.
  • Valoración de lesiones cerebrales en pacientes con deterioro cognitivo.
COMÚN - PAG X - Resonador Magnético de CIDI.jpg
El Resonador Magnético que utiliza el Centro Integral de Diagnóstico por Imágenes (CIDI) de Monte Grande.

El Resonador Magnético que utiliza el Centro Integral de Diagnóstico por Imágenes (CIDI) de Monte Grande.

Resonancia Magnética (RMN)

La Resonancia Magnética una técnica más moderna que, a diferencia de los exámenes convencionales de Rayos X y de la exploración por TC, no emite radiaciones. Esta exploración obtiene imágenes del cuerpo humano a partir de ondas de radiofrecuencia que emiten los tejidos cuando se someten a un potente campo magnético, y que son captadas por unas antenas que se colocan alrededor de la zona del cuerpo humano que se pretende estudiar.

Luego, una computadora procesa las señales y genera una serie de imágenes, cada una de las cuales muestra una parte del cuerpo a analizar. Los últimos avances en esta técnica permiten reconstrucciones tridimensionales del cuerpo humano. Ofrece por tanto y en términos generales una mayor información que la TC, aunque ambas pruebas se complementan en muchas ocasiones. La principal desventaja con respecto al TC es que las exploraciones son más largas, es más cara y no se puede utilizar en personas portadoras de objetos ferromagnéticos o marcapasos.

¿Qué se puede detectar?

  • Tumores cerebrales.
  • Anomalías del desarrollo del cerebro.
  • Anomalías vasculares de la cabeza (por ejemplo, aneurismas).
  • Enfermedades de los ojos y el oído interno.
  • Isquemia cerebral.
  • Enfermedad de la glándula hipofisaria.
  • Ciertas enfermedades inflamatorias del sistema nervioso, como la esclerosis múltiple.
  • Alteraciones cerebrales de origen metabólico.

Dejá tu comentario