Esteban Echeverría

Crossfit: entrenamiento para exigentes

Esta actividad, que es un boom en la Argentina, es para aquellos osados que deciden poner a prueba su resistencia y capacidad. Cada vez más gente la practica en Echeverría.
jueves, 28 de enero de 2016 · 00:00

Ruedas de tractor para golpear con mazas, barras olímpicas, sogas, kettlebells (una especie de pesa redonda con agarre), anillas, pelotas y bolsas de arena para cargar, entre otros, dominan la escena. A diferencia de los típicos gimnasios, no hay aparatos ni espejos. Así es el lugar donde se entrena CrossFit, una disciplina basada en técnicas de entrenamientos de los marines estadounidenses.

 

Se trata del entrenamiento que realizaron los actores de la película 300 y que utilizan los deportistas de la NBA. Y  tiene como objetivo el desarrollo de todas las capacidades físicas. La funcionalidad, la variedad y la intensidad son sus pilares. El mismo reconoce diez capacidades físicas: fuerza, potencia, velocidad, coordinación, precisión, resistencia muscular, resistencia cardio respiratoria, flexibilidad, equilibrio y agilidad.

 

Al país arribó en 2009 y si bien al comienzo lo practicaban en las plazas, galpones o casas, hoy es posible entrenar en un box, tal como se denomina al espacio donde se practica. A diferencia de los gimnasios tradicionales,  los alumnos no pasan largo tiempo realizando repeticiones en máquinas que aíslan diferentes músculos. En CrossFit se hacen movimientos complejos, desarrollando grandes niveles de fuerza, con cargas elevadas, y a bajas repeticiones. Y estas sesiones de ejercicio, breves pero intensas, se adaptan a las necesidades y edad de cada persona.

 

El entrenamiento apunta a mejorar la salud y la capacidad de trabajo. Sus adeptos aseguran que tiene un irresistible componente de superación personal que engancha desde el principio. "Empecé hace dos meses y ya adelgacé varios kilos sin hacer dieta. Es notable cómo tonificas el cuerpo y mejoras la resistencia y la agilidad. La clase divertida y completa, y todo el tiempo te sorprenden con ejercicios diferentes” cuenta Lucas, que va dos veces por semana a realizar esta actividad.

 

Sin duda, mientras que en los gimnasios tradicionales los socios se limitan a completar la rutina que se les ha asignado, para CrossFit la motivación por mejorar día a día es un factor determinante.

 

Por su parte, las grandes marcas no son ajenas a este boom: Reebook se convirtió en el sponsor del concepto crossfit y Gatorade estuvo presente en la inauguración del nuevo box Tuluka, uno de los centros más importantes de esta actividad.

Comentarios