DESDE ARRIBA

El predio de la AFA en Ezeiza, a los ojos de Julio Grondona

Lo soñó, lo hizo realidad y hoy lleva su nombre. El predio de entrenamiento de la selección vuelve a albergar a los mejores jugadores del mundo en la previa de la Copa América. Su infraestructura y su historia.
viernes, 31 de mayo de 2019 · 17:47

En 1979 en el estadio Monumental de River Plate la selección Argentina campeona una año antes se presentaba en un partido homenaje frente al combinado del Resto del Mundo, algo que se estilaba hacer por aquellos tiempos del fútbol. El evento había sido organizado por el diario Clarín, junto con la AFA y naturalmente la vendía del estado nacional. De allí salió la famosa foto en la que se los ve a los tres organizadores de ese partido: Ernestina Herrera de Noble como representante de Clarín, el presidente de facto Jorge Rafael Videla, y el flamante presidente de la AFA, Julio Humberto Grondona.  

Las crónicas de ese tiempo cuentan que lo recaudado fue destinado a la piedra fundamental del predio que la AFA había proyectado mucho tiempo antes tener para empezar a darle a los jugadores que triunfaban en Europa un centro de entrenamiento acorde a sus calidades. Fueron 999.123.994 pesos argentinos que se destinaron a cumplir uno de los primeros deseos del presidente del eterno presidente de la AFA. “La Selección Argentina no puede alquilar un predio donde los fines de semana hacen asado y corren pibitos. No voy a morirme sin antes hacer un lugar de entrenamiento para la Selección. Vas a ver”, decía Don Julio en 1985 cuando la selección todavía entrenaba en el predio del Sindicato de Empleados de Comercio.  

Le llevó de aquel entonces algo más de 10 años convertir el predio que la AFA poseía en Ezeiza (por entonces sin nombre) en el predio que es hoy, con calidad internacional. En el medio le valieron críticas como las que ponía en tapa la ya extinta revista Goles Match, que con fuertes críticas al gobierno de facto se preguntaba por 1980 “¿Para cuándo?”. El predio fue utilizado por primera vez por la selección que llegaría a la final del mundial de 1990.   

Hoy en día la selección Argentina ya se encuentra en el predio preparándose para la próxima Copa América, y dispone de cinco campos de fútbol: tres con medidas oficiales de FIFA, uno más reducido con el pasto más corto y otro de césped sintético. El predio tiene otras cuatro canchas más. Las instalaciones además fueron refaccionadas en 2018 previo al mundial de Rusia. Presentaron mejoras en la infraestructura de las habitaciones de la concentración, el gimnasio, zona húmeda y sala de prensa, bancos de suplentes, entre otros sectores, también se pintó, ploteó y decoró todo el resto del complejo y se proveyó al cuerpo técnico de equipos de última generación -como cámaras, computadoras y filmadoras.  

Detrás de todo y alejada de los ruidos reposan las 22 habitaciones disponibles tanto para los futbolistas como para el cuerpo técnico y los médicos. 

El 28 de octubre de 2014 el predio tuvo el nombre que parecía que siempre debió tener. El entonces presidente interino de la AFA, Luis Segura, fue quien bautizó “Julio Humberto Grondona” en honor a quien supo ponerle lo mejor y lo peor de su personaje a un sueño que hoy ya es realidad, aunque carga también con el peso de no haber albergado sólo un equipo campeón, el que condujo Coco Basile a la Copa América de 1993, hace ya 26 años.

Comentarios