Ezeiza | Gino Bogani | Ezeiza | Tristán Suárez

Robo a Gino Bogani: detuvieron en Ezeiza a la empleada doméstica del diseñador

Se trata de la empleada doméstica del diseñador, que vivía en la localidad de Tristán Suárez, partido de Ezeiza. También detuvieron a otras tres personas.

La Policía de la Ciudad detuvo a tres personas por el robo al diseñador Gino Bogani en su casa de Recoleta en mayo pasado. Entre ellas se encuentra una exempleada doméstica de Bogani, oriunda de la localidad de Tristán Suárez en el partido de Ezeiza, que habría actuado como entregadora.

En ese marco, el pasado sábado el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 44, ordenó cinco allanamientos que se realizaron tanto en Tristán Suárez como en Dock Sud, donde se encontraron algunos de los objetos robados al diseñador como dinero en efectivo -5200 dólares y 654.000 pesos- así como ropa con el logo del famoso diseñador de modas, que ahora van a ser objeto de una ronda de reconocimiento por parte de la víctima.

image.png
El diseñador Gino Bogani junto a Mirtha Legrand.

El diseñador Gino Bogani junto a Mirtha Legrand.

La mujer que vivía en el partido de Ezeiza trabajó dos años junto al diseñador y ofició de entregadora de Bogani, a cuya casa en el barrio porteño de Recoleta entraron tres personas armadas que sorprendieron a la víctima mientras dormía y lo amenazaron con una de las pistolas que llevaban para que no se resistiera al asalto.

Luego de eso la banda comenzó a registrar las dependencias de la mansión donde pudieron forzar una de las tres cajas fuertes que tenía el modisto, de donde sustrajeron más de un millón de pesos en efectivo y artículos de altísimo valor. Entre los elementos robados se encontraban 60 relojes de alta gama de marcas Bvlgari, Rolex, y Cartier, alhajas cuyo valor asciende a los 5 mil euros, además de 8 mil dólares y 400 mil pesos.

Leé también: Horror en Lanús: mató a tiros a su hermano por el alquiler de una casa heredada

Cabe destacar que los resultados de las primeras investigaciones que realizó la Policía de la Ciudad se llega a la conclusión que los delincuentes entraron a la vivienda sin forzar la puerta por la que la llave se las tuvo que facilitar alguna persona con acceso a la intimidad de la casa, que se presume es la empleada.

Dejá tu comentario