SOCIEDAD

La cárcel de Ezeiza por dentro: represión, falta de alimentación y atención médica

Un informe del CELS alertó sobre la situación de la penitenciaría: este mes el Servicio Penitenciario Federal tomó medidas drásticas sobre los presos y hubo episodios de violencia.
miércoles, 26 de junio de 2019 · 14:52

El domingo 9 de junio el Servicio Penitenciario Federal realizó modificaciones al régimen de visitas en la cárcel de Ezeiza, y como consecuencia muchas familias de personas alojadas en el penal no pudieron ingresar, a pesar de que en muchos casos tuvieron que hacer largos viajes. Esto provocó una protesta de los internos para con los uniformados en el Módulo 3 del complejo, que fue repelida con un violento accionar represivo del SPF, según alertó esta semana el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) en un informe. 

La denuncia de este hecho dentro del módulo hizo que el Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles realice una visita sorpresa al lugar en cuestión, junto con la Procuración Penitenciaria de la Nación y otros organismos de derechos humanos, entre ellos el CELS, para verificar las condiciones en las que se encuentra la cárcel y tomar testimonio de lo ocurrido a los presidiarios. 

"Pudimos constatar que varias personas estaban golpeadas y una de ellas tenía herida de perdigón de goma cerca del ojo", detalla el informe. "Hasta el viernes pasado, estas personas estuvieron todo el día en sus celdas mínimas, con una única salida diaria de 15 minutos, lo que los deja en una situación de extrema desesperación. Además, los detenidos relataron que no habían comido por días y los pocos alimentos que llegaron eran pasados por debajo de la puerta". El organismo, en su visita, grabó las condiciones en las que se encuentra el módulo, dejando a la vista las condiciones en las que conviven los presos. 

Además resaltaron que en el sector de calabozos de aislamiento había varias personas que estaban alojadas allí de forma arbitraria. Incluso, una de ellas, que debía estar bajo tratamiento psiquiátrico, estaba encerrada en una celda a oscuras. Luego de la intervención, el director de la unidad ordenó la limpieza del pabellón y atención médica para los afectados por el último hecho represivo. 

"El Poder Judicial debe investigar y sancionar estos hechos de tortura que fueron relatados por los internos y constatados por el Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles. Además, el Ministerio de Justicia de la Nación debe avanzar en una investigación interna y generar un programa de uso de la fuerza para la intervención de los agentes penitenciarios ante una protesta que garantice la integridad de las personas alojadas en cárceles federales", concluye el informe del CELS. 

 

Comentarios