Lanús | Lanús | preso | prisión domiciliaria

Lanús: le dieron prisión domiciliaria al joven que estaba encarcelado por error

Su nombre es Iván Ezequiel Krugloff y tiene 24 años. Estuvo dos meses y medio preso en la Comisaría N° 9 de Lanús.

Iván Ezequiel Krugloff, de 24 años, llevaba preso más de dos meses y medio. Luego de revisar la acusación que pesaba sobre él por el delito de “robo en poblado y banda”, la Justicia decidió dar lugar a la versión de los testigos. En los testimonios se dijo que el verdadero delincuente había sido su primo, que lleva su mismo nombre. Hoy tiene prisión domiciliaria en su casa de Lanús.

Una familia de Lanús vivió una pesadilla durante más de dos meses, debido a una supuesta confusión de nombres. Iván estuvo preso desde el 13 de julio y lo acusan de un delito que habría cometido su primo, que se llama igual que él. Días atrás, la familia del joven tuvo que pedir un recurso de "resguardo físico" para que fuera trasladado a otra comisaría porque en la 9ª de Villa Caraza “su vida corría peligro”.

WhatsApp Image 2021-09-30 at 09.08.02.jpg
Norma, la mama de Iván Ezequiel Krugloff, con una foto de su hijo.

Norma, la mama de Iván Ezequiel Krugloff, con una foto de su hijo.

La detención sucedió cuando Krugloff, que se encontraba en la casa de su papá, salió a comprar un remedio para su familia. En ese momento un patrullero lo detuvo en la calle y le pidió su identificación. Él pidió que lo dejaran continuar pero cuando los efectivos policiales buscaron su nombre encontraron un supuesto pedido de captura de hace un año atrás y se lo llevaron preso. El joven estaba acusado de cometer un robo a mano armado a una camioneta de la empresa “Andreani” en Lanús Este.

WhatsApp Image 2021-09-27 at 14.40.02.jpg
Estuvo preso por error 77 días en la Comisaria N° 9 de Lanús. Consiguió la prisión domiciliaria.

Estuvo preso por error 77 días en la Comisaria N° 9 de Lanús. Consiguió la prisión domiciliaria.

Sobre la prisión domiciliaria de su hijo, Gustavo Krugloff declaró a El Diario Sur: “Todavía falta un poco más hasta que le den la libertad total. Pero nuestra felicidad es plena, mi hijo corría riesgo de vida. Los últimos días que lo vimos estaba golpeado y nos quería decir lo que había pasado en el calabozo. Por eso cada vez que íbamos a verlo llevábamos todo lo que nos pedían, así él no sufría ningún maltrato por parte de otro preso. No queremos entorpecer la investigación de la Justicia, pero el verdadero delincuente debe ir preso y pagar por el delito que cometió”.

Leé también:

Incendio en el local Punto Límite de Valentín Alsina

Festival de bandas en el velodrómo de Lanús por el aniversario de la ciudad

Dejá tu comentario