Lomas de Zamora | canillita | coronavirus | Lomas de Zamora

Murió de coronavirus un histórico canillita de Lomas de Zamora

Rubén Rizzello trabajó toda su vida como canillita y tuvo durante años su puesto de diarios en la peatonal Laprida. La pandemia se lo llevó a los 82 años.

Un símbolo de Lomas de Zamora y un canillita de alma. Esa es la mejor manera de definir a Rubén. Y a la vez, la forma más clara de entender la magnitud de su pérdida. Desde muy joven hasta sus últimos días, Rizzello se dedicó de lleno al oficio que lo hizo conocido en toda la ciudad y que lo convirtió en uno de los vecinos más destacados del municipio.

Tras un comienzo como repartidor de diarios vespertinos, años de trabajo y de esfuerzo le permitieron tener su puesto de diarios y revistas en Laprida y Santa Fe, cerca del estadio de su querido Los Andes. Luego se mudó un breve tiempo a Capital Federal y a comienzos de los años '80 regresó a Lomas para instalarse en Laprida y Acevedo.

Ruben Rizzello 2.jpg
Rubén, histórico canillita de Lomas de Zamora, murió por coronavirus a los 82 años.

Rubén, histórico canillita de Lomas de Zamora, murió por coronavirus a los 82 años.

Su puesto se llamaba "Los M.A.R", en referencia a las iniciales de sus hijos Mariano Agustín Rizzello, Mauricio Antonio Rizzello y Martin Alberto Rizzello. Rubén se encargó de transmitirles el oficio de canillita, a tal punto que los hermanos abrieron un puesto en Laprida y Alem.

El Sindicato de Diarios y Revistas de la República Argentina lo distinguió con el "Canilla de Oro" por haber cumplido 50 años en esta actividad.

Lamentablemente, en el último tiempo Rubén se contagió de coronavirus al igual que dos de sus hijos. A sus 82 años, no pudo superar la enfermedad. El domingo se convirtió en una víctima más de esta pandemia que se llevó a tanta gente en Lomas de Zamora.

https://twitter.com/omarplaini53/status/1389235522195841030

La noticia generó un profundo dolor en toda la comunidad, que se vio reflejado en el último adiós. El cortejo fúnebre pasó por la puerta de la casa de su esposa y los vecinos salieron a despedirlo con aplausos durante varios minutos.

"Canilla de toda la vida, uno de los símbolos de Lomas de Zamora. Se lo llevó el COVID. ¡Tano querido! Te voy a extrañar. Ejemplo de laburante. Acompañamos en su pesar a toda la familia. ¡Hasta pronto, Orlando!", expresó en redes sociales Omar Plaini, Secretario General de Canillitas y Senador Provincial.

Dejá tu comentario