Preocupación

Un nuevo sistema de Anses complica el pago de asignaciones sociales y familiares

Varios usuarios denunciaron que les bloquearon las tarjetas o que les aparecía un “error de valoración”. Desde la entidad reconocieron que el nuevo sistema generó un “caos en los pagos”.
jueves, 29 de agosto de 2019 · 09:22

Beneficiarios de asignaciones sociales y familiares denunciaron durante agosto múltiples irregularidades a la hora de cobrar el dinero que les fue depositado en sus cuentas. Principalmente, al llegar a un cajero se encontraban con sus tarjetas bloqueadas o con mensajes que decían que tenían “un error de validación”.

De acuerdo a la fecha, y a lo manifestad por trabajadores de la Anses a Página12, la implementación por parte del organismo de un nuevo sistema generó un “caos en los pagos” que afectó a los sectores más vulnerables que dependen de este dinero para subsistir.

Esto se debe a la implementación de la nueva Cobertura Universal de Niñez y Adolescencia (CUNA), a través de la cual centralizan el pago de las Asignaciones Familiares a Trabajadores, que antes se cobraban por el Sistema Único de Asignaciones Familiares (SUAF), las que se pagaban por el Sistema de Asignación Universal. También atañe a las asignaciones que cobraban jubilados con hijos menores de edad o discapacitados y quienes percibían pensiones no contributivas por invalidez y desempleo

“El sistema generó un caos en los pagos y miles de beneficiarios, que debían cobrar a principios de mes, siguen esperando. La situación es grave ya que se trata de las franjas más vulnerables de la población, que es la que accede a este tipo de planes”, sostuvieron los trabajadores de Anses sobre este sistema que debía ser  “un procedimiento de control, validación, liquidación y puesta al pago de las Asignaciones en forma directa” entre la Anses y el beneficiario.

Por su parte, desde el organismo conducido por Emilio Basavilbaso aseguraron a Página/12 que si bien hubo algunos “trastornos” porque a varios beneficiarios se les cambió “la boca de pago” y otros sufrieron una demora, aunque “nadie dejó de cobrar”. Además, destacaron que el nuevo sistema hace foco en los niños y no en los adultos que los tienen a cargo por lo que no debería interrumpirse cuando el adulto cambia su situación de empleo, como sucedía cuando un trabajador pasaba de ser informal a tener un empleo formal.

Ante las largas colas en los bancos para cobrar o en la Anses para reclamar, desde los gremios se quejaron de tener que “dar la cara” ante estos problemas. “El CUNA llegó a la última fecha de liquidación, la quinta. Dijeron que iba a salir por liquidación complementaria, que los beneficiarios iban a tener la AUH, las asignaciones familiares depositadas y hoy estamos dando cuenta de que no es así”, afirmó Eugenia Palacios, delegada de ATE en ANSES.

Comentarios