Fue condenado

Los chats de Fabbro con su ahijada de 11 años: "Mandá fotos"

El ex futbolista fue condenado con 14 años de prisión al ser declarado culpable de abusar sexualmente de la menor. Los mensajes de WhatsApp fueron claves para el caso.
viernes, 30 de agosto de 2019 · 09:54

Ayer, tras más de un año de investigación, el ex futbolista –conocido por su desempeño en grandes clubes como River y Boca- fue condenado a 14 años de prisión por abusar sexualmente de su ahijada de tan sólo 11 años. El tribunal dio por probado el abuso, al menos cinco veces desde los cinco hasta sus once años, agravando el delito por la relación de parentesco y edad de la víctima.

La base principal de la acusación de la querella fueron una serie de mensajes de WhastApp que el deportista había enviado a comienzos de abril de 2017 a la menor mientras estaba en México en sus últimos días de contrato con los Jaguares de Chiapas.

"Mandá fotos", le escribía a la niña quién le respondía: “Perdón pero me parece que no da", acompañado de emoticones con lágrimas  y un berrinche. Además, agregaba: "Pedile esas cosas a tu novia", haciendo referencia a la modelo Larissa Riquelme a la par que aseguraba que el pedido estaba mal comparando la situación con un pedido de un par: "A mi novio tampoco le mando fotos así", dijo.

Lejos de darse por vencido, hacía otros pedidos más explícitos. "¿Tenés jeans? A verlooo", decía por chat el jugador. "No, pollera", respondía la pequeña y le enviaba una foto estándar, sin pose sensual ni provocativa. Fue el hermano de la niña –de 17 años- quien se alarmó al ver los chats aunque sospechó que eran de un compañerito. Al preguntarle, surgió el dato de los abusos.

Cuando comenzaron a hablar con la familia comenzaron a conocer la trama de los abusos sexuales que venían de larga data. Habían pasado cinco años de toqueteos, de eyaculaciones en la boca y sexo oral, de episodios en el auto de Fabbro o mismo en la casa de su abuela. 

La denuncia fue radicada por su madre en la Comisaría 52° de la Policía de la Ciudad en Villa Lugano, llegando a generarse una causa penal en el Juzgado N° 32 a cargo del doctor Santiago Quian Zavalía bajo la calificación de abuso sexual con acceso carnal agravado por vínculo.

Comentarios