Nacionales |

La industria textil, uno de los sectores castigados por el parate total de la economía

Las empresas piden ayuda al Gobierno para pagar sueldos. No hay locales abiertos y aseguran que los días de ventas perdidos no se pueden recuperar. Tienen 400 mil puestos de trabajo.

La industria textil emplea a más de 400 mil personas en la Argentina. Es un sector compuesto por grandes, medianas y pequeñas empresas que, ante la crisis del Coronavirus, enfrenta un panorama oscuro en el que ya está en riesgo la cadena de pagos y la sustentabilidad de muchas de las empresas. Y a diferencia de otras industrias, tiene dos características que la hacen más vulnerable ante la cuarentena obligatoria: la estacionalidad y la moda.

“La mayoría de los textiles que fabrican, importan o venden ropa o accesorios, son productos de temporada”, explicó ante El Diario Sur el empresario del rubro Fabio Kornblau, vecino del country El Sosiego de Canning. “Sacando al que se dedica, por ejemplo, a la ropa de trabajo, que es atemporal, el resto tenemos ropa de abrigo para vender en invierno y remeras, vestiditos y shorts para el verano”, agrega.

Esa situación genera que actualmente los fabricantes y distribuidores tengan stock de mercadería para el invierno que ya se debería estar vendiendo, pero que por el cierre de la cuarentena no podrán ofrecer. “Todos tenemos promesas de pago que sabemos que van a ser muy difíciles de cobrar porque los locales están cerrados”, graficó Kornblau, que tiene su distribuidora en la zona de la calle Avellaneda, en el barrio porteño de Flores, el corazón textil del país.

El empresario textil Fabio Kornblau.

Los empresarios saben que los días perdidos por la cuarentena no podrán recuperarse, pero apuestan a que si el confinamiento se levanta antes del mes de mayo, podrán conseguir algo de liquidez para cubrir cheques y encarar la próxima temporada de verano. “Ahora, si nos quedamos guardados hasta junio va a ser muy difícil, no va a haber plata para seguir operando. La mercadería de este invierno vamos a tener que guardarla y ver si sirve para la temporada que viene, pero nunca se sabe porque estamos condicionados por la moda”, sostuvo Kornblau.

Ante esa situación complicada para el sector textil, los empresarios empiezan a pedir medidas de salvataje al Gobierno, sobre todo con el objetivo de hacer frente a los sueldos de marzo y abril. Podría ser un esquema similar al de los 10 mil pesos que cobrarán los trabajadores informales y monotributistas de la categoría más baja. El Gobierno estudiaría una medida de ese tipo para los sectores más afectados por la crisis, pero primero esperaría a que las empresas paguen los salarios de marzo.

 

Dejá tu comentario