Nacionales | Repro | ayuda | Gobierno

Repro II: el gobierno extiende la ayuda a sectores golpeados por las nuevas restricciones

El gobierno nacional amplió la ayuda económica a los sectores más golpeados por las nuevas restricciones y cubrirán hasta $18.000 de los salarios

En el marco de las ayudas económicas emitidas desde el gobierno para paliar la crisis agravada por la pandemia del coronavirus, se oficializó la extensión del programa de Recuperación Productiva II (Repro II), a través de la Resolución 198/2021, publicada este lunes en el Boletín Oficial. El plan consiste en que el Estado cubra montos de hasta $18.000 en sueldos que pertenezcan rubros considerados críticos ante las nuevas restricciones de circulación, horarios y condiciones de funcionamiento.

Para los salarios correspondientes al mes de abril se estableció el pago de $18.000 por trabajador por el 83% de su sueldo, en caso de quienes cobren menos, mientras que para el resto de los meses, en primera instancia, el monto de la asistencia se diferenciará según sean “Afectadas No Críticas”, que percibirán una ayuda de $9.000; “Críticas”, de $12.000; o “Salud”, a quienes se le abonará $18.000 mensuales.

De esta manera, la entrega del Repro II presenta un aumento de $6.000 con respecto a los $12.000 que se entregaban hasta el momento.

restriccion 2.jpg
Gastronomía, hotelería y turismo, algunas de las industrias que pueden solicitar la ayuda Repro II.

Gastronomía, hotelería y turismo, algunas de las industrias que pueden solicitar la ayuda Repro II.

Actividades como la gastronomía, la hotelería y el turismo, por ejemplo, podrán solicitar la asistencia. Para acceder al programa, un “Comité de Selección” se encargará de evaluar una serie de indicadores económicos, financieros y laborales de los tres meses previos a la inscripción en el plan y comparándolos con los mismos meses de 2019 (año tomado como referencia dado que si se tomara el 2020 prácticamente nadie podría reclamar la ayuda).

El Comité evaluará la variación de la facturación, del IVA compras, del endeudamiento, de la liquidez, del consumo de energía y gas, de la relación entre costo laboral y facturación y de las importaciones.

Para acceder al beneficio, los empleadores deberán ser parte del sector privado y no haber percibidos subsidios desde el sector público (requisito que excluye la entrega de la Asistencia de Emergencia al Trabajo, ATP).

Dejá tu comentario