Nacionales | celulares | Escuelas | colegios

¿Celulares en las aulas sí o no? El debate que surgió tras la prohibición en Catamarca

Hay docentes de la región que se quejan por las distracciones que generan los dispositivos, mientras que los valoran como herramienta pedagógica. Expertos advierten que la prohibición no es recomendable.

Durante la semana pasada, Catamarca se convirtió en la primera provincia del país en prohibir el uso de celulares y otros dispositivos tecnológicos en las aulas de todos los niveles de enseñanza obligatorios. La medida alcanza a los colegios tanto de gestión estatal como privada, cooperativa y social.

Entre los argumentos se detalla que “la presencia y utilización de estos dispositivos ha modificado por completo el ambiente de las aulas en el marco de la presencialidad, y la relación de los alumnos con sus profesores e incluso con sus compañeros”, ante esto “la disciplina se debilita y los conflictos ascienden”.

El celular como herramienta.jpg

Tras la aparición de la norma, se abre el debate sobre los usos y excesos del celular en el aula. En ese sentido, Domingo Galettini, profesor de escuela rural CEPT Nº 33 de Cañuelas, comentó qué sucede en sus clases: “Nosotros tenemos un Comité Institucional de Convivencia, formado por padres, alumnos y docentes, en el que acordamos que en ciertos horarios puedan usar el celular, como en recreos o meriendas. En clase solo lo pueden utilizar si los habilita el profesor”.

Pese a dicha restricción, Galettini admitió: “En lo pedagógico usamos mucho el celular en un proyecto provincial llamado “Jóvenes y Memoria”, donde eligen un tema que les interese investigar. Con el teléfono graban entrevistas, sacan fotos, producen videos u otras formas artísticas de expresión. Mismo en clase lo utilizan como herramienta para buscar información”.

Galettini también sostuvo: “Yo soy partidario de que, en la clase, los celulares tienen que estar apagados. No hay motivos para que los chicos se estén hablando con otras personas si están en una clase. Hay casos en los que se deja pasar que los chicos usen el celular. Después está en la tarea docente en ganarse la atención de los estudiantes”.

El celular como herramienta.jpg

Para la psicopedagoga Analia Sensat, diplomada en Infancias y Adolescencias, “el celular ha venido a ocupar un lugar en la vida de todos y es el espacio, tal vez único, en donde las y los adolescentes pueden ser y decir”. Ante la prohibición, la experta señaló: “Es impensado hoy que, en los establecimientos educativos, el silencio y la quietud sigan siendo puestos en valor. Y sin embargo sucede. El silencio nunca es reparador, le ha hecho mucho daño a nuestra sociedad. Lejos está de ser saludable”.

En ese sentido, la psicopedagoga advirtió ante El Diario Sur: “Quitarles el celular a los jóvenes es quitar ese andamiaje en donde encuentran lo que no hay por fuera, la posibilidad de apropiarse del lenguaje, de los sentimientos, de las ganas o desgano de estar con el otro en la forma en que se elige, casi como única posibilidad de autonomía”.

Domingo Galettini - Profesor

“Yo soy partidario de que, en la clase, los celulares tienen que estar apagados. No hay motivos para que los chicos se estén hablando con otras personas si están en una clase. Hay casos en los que se deja pasar que los chicos usen el celular. Después está en la tarea docente en ganarse la atención de los estudiantes”.

Analia Sensat.jpeg

Analia Sensat - Psicopedagoga

“Cuando se logran tejer redes de empoderamiento, cuando frente a un adolescente hay un sujeto capaz de escucharlo, de reír con él o ella, de hacerle saber cuáles son sus derechos, que no quepa la menor duda que al celular no hay que quitárselo”.

Dejá tu comentario