Nacionales | online | plataformas | compras

Changa y vidriera: las compras online ahora pueden retirarse en diferentes comercios

Diferentes plataformas permiten que cualquier negocio se transforme en un sitio de entregas de e-commerce. A cambio, los locales obtienen un pequeño porcentaje y se muestran ante potenciales clientes.

Ofrecer un servicio poco rentable a cambio de darse a conocer a un público mayor no es un fenómeno nuevo. Muchos kioscos implementaron una metodología similar en su momento al incorporar la carga de SUBE o cobrar facturas a través de empresas como Rapipago o Pago Fácil. Sin embargo, lo que sí es novedad es la posibilidad de que cualquier tipo de negocio se transforme en un eslabón clave para el comercio electrónico.

Aseguradoras, pinturerías, maxiquioscos, puestos de diarios, cotillones, supermercados, confiterías, librerías, gimnasios y tiendas de artículos de limpieza son algunos de los ejemplos de negocios de la región que se adhieren a la red de empresas como Punto HOP o Pickit, dos plataformas recientes que se encargan de coordinar el envío y recepción de una compra online.

Punto HOP.webp

Las empresas dedicadas a esta actividad ofrecen a los locales adherirse voluntariamente al sistema a cambio de ganar dinero por cada paquete entregado y, fundamentalmente, mostrarse ante potenciales futuros clientes que se acercan a retirar el producto. Por su parte, a los compradores también les sale más barato pagar el envío a estos comercios adheridos que a domicilio, algunos de los cuales pueden estar muy cerca de casa.

“Nosotros trabajamos con Punto HOP. Uno de las ventajas que tiene el servicio es el movimiento de gente. Acá lo que tenemos es una oficina de seguro y eso hace que venga más gente. Además, nosotros al paquete le ponemos un volante nuestro para publicitarnos”, contó el asegurador Walter Purita, de Seguros Generales Puritas, una empresa de múltiples sucursales en Monte Grande.

Purita Seguros.jpg

Algunos de los compradores online pueden llegar ser más convertirse en clientes de los negocios con más facilidad que otros, según el rubro. “A veces vienen cafeteras, televisores o cosas pequeñas, pero otras veces también vienen a retirar cosas para el auto. A esa gente la tratás de enganchar siempre. Algunos directamente te preguntan ellos”, explicó Purita a El Diario Sur.

“Es una actividad totalmente secundaria. Yo primero había contratado Pickit, que paga más o menos similar y tienen un sistema igual. La única diferencia es que Pickit nos pedía cierto espacio físico para hacerlo. Era un poco más exigente. En HOP nos inscribimos a través de la página web de ellos, nos mandaron el contrato y listo”, contó el asegurador sobre las diferencias de las dos plataformas más conocidas. Y agregó: “Por lo que sé, ellos están más interesados en unas zonas que otras. Y más si están cerca de la competencia. HOP tiene un convenio con Andreani, que es la empresa que nos trae los productos, y Pickit tiene el suyo con OCASA”.

Punto Pickit 2.jpg

Cuánto se gana por el servicio

Tal como ocurre con los kioscos que siguen cargando SUBE o cobrando facturas de distintos servicios, ser punto de acopio y recepción de las compras online no deja demasiadas ganancias directas. “Hoy HOP nos paga $31,50 por cada paquete que se entrega en el día y $27 por cada producto que no se entregue en el día. Es más una cuestión social”, explicó Walter Purita, un comerciante de Monte Grande que utiliza las plataformas, a El Diario Sur. Y reconoció: “Yo que compro en Mercado Libre sé que un envío promedio vale más de $500. Si recibo $31,50 o $27, sé que no es un gran negocio. Pero lo importante es suma público al negocio que tenés. El sistema aparte es fácil. Ingresarlo al sistema y entregarlo no lleva mucho tiempo”.

De la estafeta postal al E-commerce

Lo que hacen empresas como Punto HOP o Pickit, según contó Walter Purita, no es nada nuevo. “Todo esto surge porque a veces se hacen compras online desde casas donde nunca hay nadie porque están trabajando. Es probable que esa persona no esté al momento de llegar el paquete y prefiere acercarse a algún lugar para retirar el producto a la hora que quiere”, contó el asegurador, que recordó: “Anteriormente eso se llamaba Estafeta Postal. Lo que hicieron estas empresas fue agarrar ese concepto, modernizarlo y ponerlo en la ciudad”.

Dejá tu comentario