Caída del consumo

Una empresa que produce varias golosinas famosas corre peligro

La compañía alimenticia multinacional solicitó la apertura de un procedimiento preventivo de crisis por "una desaceleración en las ventas, acumulación de stock y reducción de la producción"
sábado, 16 de noviembre de 2019 · 18:14

Se trata de la compañía alimenticia multinacional Mondelez que comercializa desde las galletitas Cerealitas hasta el Mantecol. La cual por la fuerte caída del consumo, solicitó la apertura de un procedimiento preventivo de crisis (PPC) para mediar con el sindicato de Alimentación ante la Secretaría de Trabajo.

Entre las marcas que vende Mondelez también están Milka, Shot, Beldent y Oreo. Además, la empresa tiene plantas en las localidades de Pacheco y Victoria, más una en Villa Mercedes, San Luis. La negociación de la compañía ante la Secretaría de Trabajo es con el Sindicato de Alimentación. 

"La coyuntura económica que atraviesa el país afecta de manera directa a la industria de la alimentación de la que somos parte. En el último periodo se vienen registrando una caída en el consumo y una desaceleración en nuestras ventas, con la consecuente acumulación de stock de productos y reducción de la producción", dice un comunicado de la empresa que detalla las razones de la decisión.

En la Argentina, la compañía alimenticia tiene una lista de 25 marcas entre las que se encuentran Tita, Palitos de la Selva, los jugos Clight, los chocolates Cadbury y Toblerone, las galletas Oreo y Pepitos y los chicles Bazooka.

En tanto, el texto que envió la empresa aclara que las audiencias tienen como fin evaluar "medidas temporales", tales como suspensiones en las plantas "para evitar medidas más extremas". Si bien la noticia se dio a conocer por BAE, según La Nación ya hubo una primera reunión con la cartera de Producción y Trabajo el pasado 14 de noviembre y habrá otra audiencia más el 22 de este mes.

Cabe recordar que esta no es la única empresa del rubro en problemas, ya que a inicios de este mes la compañía líder, Arcor, informó pérdidas por $2610 millones en los primeros nueve meses del año. Por lo que el mes pasado notificó a 2500 empleados que se tomen vacaciones.

El procedimiento preventivo de crisis permite negociar entre una empresa y sus trabajadores para continuar con la actividad sin que haya despidos masivos y cierres, con el Gobierno como mediador y para que formulen propuestas para seguir adelante.

Comentarios