ANMAT

La ANMAT prohibió un aceite de oliva y varios productos médicos

Los medicamentos se indicaban como revitalizadores sexuales, anticancerígenos y antidiabéticos.
jueves, 05 de diciembre de 2019 · 08:43

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) publicó este jueves en el Boletín Oficial dos disposiciones que prohíben la comercialización de un aceite de oliva y de una serie de productos terapéuticos. 

Con la disposición 9728/2019 se impidió la venta del Aceite de Oliva Extra Virgen, variedad Hojiblanca, de la marca Praderas Neuquinas porque “aparentemente no cumpliría con la normativa alimentaria vigente”.

Así, se prohibió el producto “por estar falsamente rotulado, por emplear un sobrerrótulo sin contar con la autorización de la Autoridad Sanitaria, por indicar el atributo libre de gluten sin estar registrado como tal y por carecer de autorización de establecimiento y de producto resultando ser en consecuencia ilegal”.

Por su parte, la disposición 9729/2019 prohibió el uso, la distribución y la comercialización de cuatro productos que se presentan como terapéuticos, ya que "revisten riesgo para la salud de los potenciales pacientes".

Los productos señalados fueron: 1) Maca Kallpa, indicado para regular las hormonas, revitalizar células, prolongar la fertilidad y el vigor sexual, calcificar los huesos y combatir el agotamiento físico y mental. 2) Cápsulas de moringa Prodenza Life, para tratamiento de diabetes, obesidad y estrés. 3) Harina Moringa, señalada como anticancerígena y para incrementar las defensas naturales del cuerpo. 4) Rxs Mixafro Prodenza Life, como revitalizador de la impotencia sexual y para combatir la frigidez.

El comunicado destacó que “ninguno de los productos se encuentra inscripto en el Registro de Especialidades Medicinales (REM) al día de la fecha”. Asimismo, informó que las firmas Laboratorios Agroindustrias Amazonas y Agroindustrias Chaska, las que elaboran esos medicamentos, tampoco se “encuentran habilitadas” ante la ANMAT.

La ANMAT fundamentó su decisión en que las firmas son establecimientos sin habilitación sanitaria, los productos "proclaman indicaciones terapéuticas y no cuentan con registro sanitario" y que resulta desconocida su verdadera composición y las condiciones de elaboración". Por lo tanto, "no puede asegurarse su calidad, seguridad y eficacia".

Comentarios