Polémica

Rosario: murió en la guardia de un hospital tras varias horas sin ser atendido

El fallecido tenía 64 años, era diabético y se movía en silla de ruedas por la amputación de una pierna
viernes, 26 de julio de 2019 · 08:30

Un hombre de 64 años falleció en la sala de espera de la guardia del Hospital Provincial del Centenario, en Rosario, luego de pasar entre cinco y seis horas esperando sin ser atendido. Según confirmaron las fuentes allegadas al caso, el hombre era diabético, se trasladaba en silla de ruedas porque le habían amputado una pierna y se había acercado a ese centro de salud por una dificultad respiratoria.

La víctima fue identificada como Juan Carlos Borini. El hecho ocurrió el martes pasado y los testigos detallaron que estaba acompañado de una mujer joven, que le pidió al personal que lo revisaran de inmediato porque le estaba costando respirar.

El Ministerio de Salud de Santa Fe reconoció que se produjo “una demora importante” y confirmó que se inició una investigación sumarial, paralela a la judicial, para determinar qué sucedió en el Hospital Provincial del Centenario.

El ingreso en el hospital se produjo alrededor de las 16. Borini decía estar descompuesto y con dificultades para respirar. A las 21.30 se confirmó su desfallecimiento, luego de que otras personas que aguardaban para ser atendidas alertaran de la situación al personal médico del lugar.

“Le tocamos el brazo y estaba frío, sin pulso”, aseguraron las personas que lo acompañaban en la sala de guardia. “Este hombre estaba esperando y se murió. Qué vergüenza”, grita una mujer en un video que se viralizó con las imágenes del hombre fallecido. 

En sus declaraciones al fiscal de la Unidad de Homicidios Culposos, Walter Jurado, los médicos del Centenario plantearon que además de la diabetes el hombre sufría un problema crónico de alcoholismo y explicaron que incluso el día anterior a su fallecimiento se habría presentado en la guardia con malestares y le habrían aconsejado que se quedara internado. De acuerdo a los profesionales, su respuesta habría sido negativa.

Tras constatarse el fallecimiento los pacientes y algunos familiares de la víctima comenzaron a quejarse por la situación. Se produjeron incidentes en la sala, por lo que la seguridad privada del lugar debió convocar a personal policial y la situación pudo controlarse.

El fiscal solicitó la historia clínica del paciente y aguardará el resultado de la autopsia que se le practicará en el Instituto de Médico Legal para determinar las causas del fallecimiento y las medidas que tomará para continuar con la investigación judicial.

Comentarios