Misiones

Misiones: Crearon un locro deshidratado que se expande con agua en un minuto

Un abogado de Misiones creó el emprendimiento social 'Comida por un dólar', donde cada sobre contiene lo mismo que una porción de entre 350 y 450 gramos, pero reducido hasta los 35grs. Mira cómo funciona acá.
sábado, 06 de julio de 2019 · 10:17

Matías Sebely es el creador de "Comida por un dólar", un emprendimiento alimentario con un costado social. Esta empresa la abrió a finales de 2018 en la localidad misionera de Leandro N. Alem y hoy en día produce por mes 7.000 porciones de comida "larga vida".

Esto es posible gracias a un proceso de esterilización llamado liofilización, que consiste en "sacar el agua de toda en la comida por un proceso fisioquímico de no agrega nada, ni conservantes", explicó Sebely en diálogo con los medios. 

Mirá también: Una aplicación engañó a millones de usuarios de Samsung

Este proceso conserva la comida en forma de "chips" deshidratados que duran hasta 20 años que se pueden consumir directo del paquete o agregándole agua caliente para formar una porción. Cada sobre contiene el equivalente a una porción de entre 350 y 450 gramos, pero puede estar reducido hasta los 35grs., como en el caso del salteado de verduras porque "es todo agua".

 

En tanto, la bolsa del guiso de lentejas trae 70 gramos de producto porque "es más ensopado", explicó Sebely, la del locro tiene 90 grs. y llega "a los 450 gramos una vez hidratado con agua caliente", y el plato de mondongo viene de 80grs.

Sebely y su socio utilizan los ingredientes de productores misioneros como la mandioca, los porotos, los morrones y la carne de cerdo, para hacer las versiones reducidas de feijoada, cazuela de mondongo, porotos con cerdo, locro u otros platos regionales "que duren un tiempo y se pueda mandar a todas partes del mundo".

 

A un año del comienzo del proyecto, "Comida por un dólar" le provee alimentos a $38 la porción (quedó con la cotización del 2018) a los comedores escolares de los municipios de Leandro N. Alem o Aristóbulo del Valle, a las comunidades guaraníes de Misiones o a una organización no gubernamental de Santiago del Estero.

"Hicimos pruebas pero todavía no estamos exportando. Estamos trabajando a nivel local. Para combatir la pobreza y el hambre tenemos mucho para desarrollar, no nos vayamos tan lejos", sentenció el abogado.

De aquí en adelante, él y su socio esperan que el modelo de "Comida por un dólar" se repita y reproduzca con plantas en todo el país y con platos y menúes que incluyan los productos de cada región argentina.

Más de

Comentarios