ANMAT

Prohibieron la comercialización de unos duraznos enlatados y un café instantáneo

Las nuevas medidas fueron publicadas este miércoles en el Boletín Oficial.
miércoles, 18 de septiembre de 2019 · 07:26

Por tercera vez consecutiva en esta semana, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) publicó en el Boletín Oficial la prohibición de la comercialización en toda la Argentina de dos nuevos productos alimenticios: en este caso se trata de unos duraznos enlatados y un café instantáneo.

De acuerdo a la disposición 7447/2019, la Administración decidió prohibir los “Duraznos amarillos en mitades comunes en jarabe diluido libre de gluten, peso neto 820 gramos, peso escurrido 485 gramos, Marca Aisol, cuya firma está radicada en San Rafael, Mendoza”.

El Laboratorio de Alimentos de la Dirección de Calidad Alimentaria de Córdoba tomó una muestra y determinó que el producto no está apto porque infringe el Código Alimentario Argentino y el Reglamento Técnico Mercosur sobre disposiciones para envases, revestimientos, utensilios, tapas y aquellos equipamientos metálicos que están en contacto con alimentos.

El producto fue considerado “no apto”. Según señalaron en el Boletín, “el envase contiene abundantes manchas de color oscuro compatible con óxido y por presentar el producto características organolépticas alteradas, resultando en consecuencia ilegal”.

Por otro lado, en la disposición 7449/2019, también se prohibió el “Café torrado instantáneo” de la marca Torre Molinos, por ser un producto que está falsamente rotulado y, en consecuencia, ser también ilegal.

Este caso comenzó con una denuncia que el establecimiento elaborador hizo en la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (ASSAl) en la que señaló que “Explotaciones El Monaguillo y/o Unibind S.A estaría utilizando indebidamente la numeración que oportunamente la ASSAl le otorgó al denunciante”. A partir de allí, la ASSAI determinó que el RNE está dado de baja y que el RNPA está vencido.

La Dirección General de Higiene y Seguridad Alimentaria (DGHySA) fue a hacer una inspección al domicilio establecido y determinó que allí “se encuentra un establecimiento de nombre de fantasía ‘Unibind’ de venta de productos de encuadernación y de oficina y que no se observa el producto denunciado a la venta ni su publicidad ni otro producto alimenticio”.

Por su parte, Unibind Argentina S.A. presentó una carta documento en respuesta a la que fue enviada por la firma elaboradora, quien solicita el cese de utilización y uso de la numeración indebida. Según fundamentó Unibind, “el error en el rótulo se debió exclusivamente a un error involuntario de la planta de fraccionamiento donde se mezcló una vieja bobina con los datos consignados a la firma que anteriormente elaboraba y envasó una sola partida”. Además, allí señalaron que no se encuentra en el mercado ningún envase con esa denominación.

Comentarios