Pte Perón | Guernica | desalojo | toma

"La Policía entró a los escopetazos": el testimonio de una desalojada en Guernica

Mónica Guerrero, de 43 años, vivía bajo un puente en Constitución antes de sumarse a la toma de Guernica. Su relato.

“La Policía entró a los escopetazos, asustaron a mis hijos que salieron corriendo. Fueron muy violentos”. Así comienza el relato de Mónica Guerrero, una mujer de 43 años que este jueves fue desalojada de la toma de Guernica junto a su esposo y su hijo. Mónica dialogó con El Diario Sur una vez que habían terminado los enfrentamientos en el predio, cuando se acercó a juntar los restos de la casilla precaria en la que pasó los últimos meses.

Embed

“Yo estaba en situación de calle hace siete años, vivía abajo del puente de Constitución. Y en julio me avisaron de la toma y me vine. Y de a poquito me fui armando mi casita”, sostuvo. “La verdad que estoy muy triste. Ahora vamos a estar de prestado unos días en lo de un amigo de mi esposo y después vamos a tener que volver a estar en la calle”, contó.

El desalojo del predio de 100 hectáreas que estaba tomado desde hacía tres meses se realizó este jueves por orden de la Justicia, con un despliegue de cuatro mil policías y la presencia del ministro de Seguridad, Sergio Berni, luego de que la provincia coordinara durante semanas una negociación con los ocupantes, para que abandonaran los terrenos. Desde media mañana, el Municipio de Presidente Perón lleva adelante el desmonte de las viviendas con maquinaria vial.

desalojo guernica 1.JPG
Escenas del desalojo de Guernica de este jueves.

Escenas del desalojo de Guernica de este jueves.

En el lugar también se registraron incendios de las casillas durante el desalojo. “Fueron los mismos policías para sacar a la gente. Yo vine a sacar lo mío porque no quiero perder lo poco que tengo”, apuntó Mónica.

La mujer también dijo no haber recibido asistencia de parte del Estado. “A mí nunca me ofrecieron nada desde que estoy acá. Las cosas que traían se las quedaban todos los punteros que estaban con la política. A mí me avisaban cuando ya no quedaba casi nada. Y yo no soy ningún perro, soy una persona. Estoy sin comer hace dos días”, manifestó.

Dejá tu comentario