San Vicente | San Vicente | Queca | almacén

El adiós a Doña Queca, una comerciante histórica de San Vicente

Tenía 99 años y falleció este martes con complicaciones de salud. Durante más de cuatro décadas tuvo su almacén, a dos cuadras de la laguna de San Vicente.

La vecina y comerciante de San Vicente conocida como “Doña Queca” falleció este martes a los 99 años. Su nombre era Ofelia Ramona O´Lery de Doga y durante más de cuatro décadas había estado al frente del almacén de barrio ubicado en la calle San Lorenzo al 300, el cual permaneció atendiendo hasta el 19 de marzo de 2020, cuando empezó la cuarentena por la pandemia.

Doña Queca se volvió una figura icónica de San Vicente detrás del mostrador de su almacén. Abrió el comercio en 1976 junto a su esposo, José Doga. En los primeros tiempos fue carnicería, luego incorporaron verdulería y finalmente quedó como despensa. Doga murió en 1998 y ella siguió al mando del negocio.

queca1.JPG
Queca en su almacén de San Vicente en 2016, leyendo El Diario Sur.

Queca en su almacén de San Vicente en 2016, leyendo El Diario Sur.

En su barrio, donde tenía una clientela fija, los vecinos la quería como un personaje entrañable. “La mayoría de las familias tenían cuenta y eran todos muy cumplidores. Ella era muy de guardar el dinero pero también ayudaba mucho a la gente, era muy generosa”, recordó en diálogo con El Diario Sur la hija de Queca, Isabel Doga.

Con su característica chispa y espíritu divertido, uno de los clásicos era verla haciendo sonar su matraca, de grandes proporciones, que usaba para festejar ante cada victoria de River. En el frente de su almacén, siempre estaba colgada una bandera argentina. Tenía una memoria prodigiosa para las fechas y para recordar la vida de sus clientes y vecinos.

queca 99 años.jpeg
La vecina a los 99 años todavía mantenía su vitalidad.

La vecina a los 99 años todavía mantenía su vitalidad.

“Le entraron a robar muchas veces, pero ella se lo tomaba como algo normal y más de una vez convención a los chorros de que no le robaran nada”, recuerda su hija.

Nacida el 3 de abril de 1922, Queca venía de una familia de descendientes de irlandeses y se crio en una estancia en Alejandro Korn. Se casó con José Doga en 1945. En 1952 abrieron un restaurante cerca del Cruce de Alejandro Korn y luego tuvieron un criadero de pollos, hasta que finalmente fundaron el comercio en San Lorenzo 351, a dos cuadras de la laguna de San Vicente. Hasta los 97 años Queca se mantuvo atrás del mostrador.

image.png
Queca y su esposo José Doga.

Queca y su esposo José Doga.

En una entrevista con El Diario Sur en 2016, había recordado los problemas de salud que la habían obligado a cerrar el almacén durante varios meses en 2015. “Mucha gente creyó que me había muerto. Después me veían y se sorprendían. Hubo un chico que se puso pálido y se largó a llorar de la emoción”, había comentado entre risas. “El negocio es mi diversión y mi alegría, yo embromo mucho con la gente”, había recalcado.

Pero finalmente con la crisis de la pandemia escuchó los pedidos de su familia y aceptó bajar la persiana. “Se volvió más dócil y comprendió que tenía que cerrar. Este tiempo pudo disfrutar mucho de su familia, fue muy cariñosa y se dejó mimar por todos como nunca. Se fue con mucha paz”, contó su hija Isabel. Queca falleció en la Clínica Privada San Vicente con diferentes complicaciones de salud. Le faltaban tres meses para llegar al siglo de vida.

La nota con El Diario Sur en 2016: Lo de Queca, el almacén que nunca cierra

Dejá tu comentario