Viernes 22 de Febrero   12:35 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
San Vicente

Causa de los countries truchos: se entregó la hija del 'Pelado' Heine

Ivana Heine, de 29 años, está acusada de integrar la asociación ilítica que lideraba su padre.

La hija de Ariel "el Pelado" Heine, Ivana Heine, se entregó la semana pasada ante el Juzgado de Garantías de Cañuelas. Está acusada de integrar la asociación ilícita que supuestamente lideraba su padre y que se dedicaba a vender lotes sin papeles en San Vicente, Alejandro Korn y Canning, según informaron fuentes judiciales a El Diario Sur.

Ivana Heine tiene 29 años y la Justicia había pedido su detención desde hacía varios meses en la causa que investiga la Fiscalía Descentralizada de San Vicente. Es la novena detenida dentro de la estructura que manejaba el "Pelado" y que también arrastró a funcionarios judiciales como al juez de Casación platense Martín Ordoqui, por supuesmenta haberle otorgado una prisión domiciliaria a Heine a cambio de una coima.

Ivana fue alumna del Instituto San José y trabajaba en los negocios de su padre, que había estado preso desde 2013 por comercializar terrenos usurpados a través de una inmobiliaria que había creado. La joven fue alojada en la comisaría de San Miguel del Monte, la misma dependencia de la que "el Pelado" logró fugarse cinco años atrás al limar los barrotes de su celda.

Los detalles de la Mega Causa

La Fiscalía local investiga una causa caratulada como “asociación ilícita, estafa y hurto”, por la creación de un barrio privado trucho llamado Nuestra Tierra, ubicado en la zona de Parque Ibáñez de San Vicente, a seis cuadras del shopping Vicenter. Dentro de la misma modalidad se habrían comercializado otros dos barrios en el distrito.

Según la causa penal, Heine era el líder de una banda que se habría apropiado ilegalmente de esos lotes y luego comenzó a venderlos a precios muy bajos y financiados a través de cesiones de derechos. Ofrecían los terrenos por Facebook y Mercado Libre y les prometían a los compradores que una vez que terminaran de pagar las 60 cuotas por el lote podrían escriturar. Tenían montadas oficinas comerciales en Canning y en Adrogué, afirman los investigadores.

Más noticias de San Vicente

La causa que lleva adelante la fiscal Karina Guyot tiene como denunciantes a los vecinos que fueron víctimas de la estafa y compraron lotes en Nuestra Tierra. Habría más de 100 damnificados, muchos de ellos llegaron a construir e instalarse en el lugar. También hay otra causa en el fuero civil accionada por los dueños originales de esos terrenos, que denuncian la usurpación de Heine y uno de sus supuestos cómplices, Gastón Bayona.

Por pedido de la Fiscalía de San Vicente y con el aval del Juzgado de Garantías de Cañuelas a cargo de Martín Rizzo, ya habían sido detenidos en octubre último Heine, que tenía prisión domiciliaria por una causa anterior, y otras cinco personas. Entre ellas estaba Lidia Pernas, supuestamente quien ejecutaba las órdenes que Heine daba desde su arresto; Pablo Varela, que sería la pareja de Pernas; Julia Cacasi y Rafael Lastra, otro matrimonio que habrían sido los primeros administradores del barrio; y Víctor Mayer, el casero. En diciembre cayó el ambulanciero del Hospital Ramón Carrillo Héctor Coronel, de 57 años, que supuestamente figuró como "prestanombre", y también una mujer llamada Romina Quintana.

Más noticias de San Vicente

Para la Fiscalía, todas esas personas formaban parte de una asociación ilícita aparentemente liderada por Heine, a pesar de estar privado de la libertad. La causa se inició con una primera denuncia de un comprador, en diciembre de 2017. Desde entonces la Justicia acumuló pruebas que establecen que la banda intentó crear un barrio privado, cuando en realidad las calles son públicas.

Por las escuchas policiales de la investigación, Guyot habría logrado probar que Heine pagó coimas al juez Ordoqui. Por eso quedaron detenidos su secretaria María Eugenia Mercado y un operador judicial llamado Enrique Petrullo, también acusado de integrar la "mega banda" del juez Melazo. Esa causa quedó en manos de la fiscal Betina Lacki.

Comentarios