Canning | Canning | Siderar | trabajadores

Conflicto en Siderar Canning: conciliación obligatoria, reincorporaciones y sigue el paro

Intervino el Ministerio de la Nación y hubo reincorporaciones de trabajadores despedidos, pero aún no hay acuerdo en la planta de Siderar de Canning.

Después de casi 20 días de protesta y paro en la planta de Siderar en Canning por un conflicto laboral entre los trabajadores y la empresa, que parecía no tener un camino allanado hacia el acuerdo total, el Ministerio de Trabajo de la Nación decidió intervenir en la disputa y tomar cartas en el asunto.

El organismo de mayor jerarquía ante conflictos laborales dictaminó la conciliación obligatoria por el periodo de 5 días hábiles para que las partes representadas de los trabajadores y Siderar vuelvan a reunirse y acercar las posturas con el objetivo de levantar el paro y contentar a todas las partes.

En este contexto, el Ministerio de Trabajo de La Nación ordenó a la empresa Siderar la reincorporación de los 35 operarios despedidos, hecho que había provocado el estallido de un conflicto que inicialmente tenía sus bases en el reclamo de los trabajadores por permanecer en el rubro metalúrgico y no trasladarse hacia el siderúrgico.

“La empresa envió notificaciones que no fueron vía telegrama para todos los trabajadores que habían sido despedidos en este último tiempo regresaran a la planta de Canning y ya se encuentran todos ocupando sus puestos a la espera de la resolucón del conflicto”, aseguró uno de los operarios reincorporados.

A su vez, en el marco de la protesta y el cese de actividades durante más de dos semanas, el Ministerio de Trabajo intimó a Siderar a “abstenerse de tomar represalias de cualquier tipo con el personal representado por la organización sindical y/o con cualquier otra persona, en relación al diferendo aquí planteado, así como también a otorgar tareas en forma norma”, según expresa el dictamen.

De todas formas, pese a la reincorporación de los trabajadores de Siderar que habían sido despedidos, la protesta continuará hasta tener una resolución final, pero ya puertas adentro de la planta de Canning. “Después de la vuelta de los compañeros echados, los operarios seguiremos de paro desde nuestros puestos de trabajo y ya no lo haremos en la entrada de la fábrica. Ocuparemos los lugares sin realizar actividades”, aseguraron.

Luego de la intervención del Ministerio de Trabajo de la Nación, el conflicto continuará pero ya con menor tenor, debido a que en los próximos días habrá una asamblea en “buenos términos” entre todas las partes para intentar llegar a un acuerdo favorable para todos.

Dejá tu comentario