Columnista |

Aprendiendo de la experiencia odontológica  

La licenciada Mónica Dreyer nos trae su columna semanal de opinión: "Aprendiendo de la experiencia odontológica".

La experiencia odontológica es una muestra más de cómo las personas le damos un determinado significado a nuestras vivencias. Hoy hablo de odontología pero corre para cualquier experiencia. Para algunos ir al dentista no tiene una mayor resonancia sin embargo en otras personas puede despertar inquietudes y mi objetivo es brindar herramientas.

Cada persona interpreta la “realidad” a su manera. La Programación Neurolinguística brinda conceptos de gran utilidad. Representamos la realidad externa en nuestra mente a través de los cinco sentidos (visual, auditivo, sensorial) o sea vamos a ver, escuchar, sentir.

Es muy interesante saber que de cada sentido puede estar aumentado por nosotros mismos. Por ejemplo el ruido del torno algunas personas ni lo escuchan y otras lo amplían en su mente, entonces una situación odontológica sencilla es transformada.

Herramientas: Una recomendación rápida es saber que utilizar lo visual, auditivo, sensorial a nuestro favor. Aplicando técnicas sencillas podemos transformar esa experiencia en nuestra mente para nuestro beneficio. Un ruido podemos conectarlo con algo vivido en nuestra infancia placentero.

El otro día me hice un estudio que hacía ruido y lo conecté con el motor que escuchaba en una casa de vacaciones. También podemos ponernos música si la práctica es extensa. Conectar con cosas cómicas. Hay un video de Mr Bean, muy gracioso. No se puede creer las cosas que hace en el sillón del dentista. Entonces se conecta la experiencia con algo que hacer reír.

Otra herramienta es encontrar un significado beneficioso. Una odontóloga amiga me explicó que el sillón relax tiene una forma ergonómica para que el paciente esté relajado. Tanto es así que muchos se duermen.

¿Cómo cuidarnos, querernos? Atender a nuestra autoestima, ya sea cuidando la salud desde el control periódico y el cuidado de la estética tan importante es en todos los sentidos.

Dejá tu comentario