Polémica

El padre de Maxi Oliva le contestó a Alberto Cormillot y denunció abandono por parte de su clínica

'¿Decís que hiciste todo lo que había que hacer por mi hijo? ¿Por qué no lo llevaste a tu institución? ¿No está preparada para recibir a un gordo como Maxi? Contestame Cormillot', arremetió y añadió: 'Se lo ganó, se ganó un tratamiento de por vida, y cada vez que había que pedir algo, había que pedir por favor'.
miércoles, 10 de julio de 2019 · 08:16

Maximiliano Oliva fue el primer ganador del programa “Cuestión de peso”, coordinado por los especialistas de la clínica de Alberto Cormillot. A pesar de que el joven de 34 años había recibido el tratamiento de por vida para tratar su obesidad, durante los últimos meses esto no habría ocurrido.

Si bien el responsable de la clínica aseguró en Teleshow que Oliva había decidido regresar a su hogar y que no cumplía con las visitas pautadas al centro asistencial, el padre del joven fallecido aclaró que la institución encabezada por el reconocido médico había dejado de atenderlo.

Por su parte, el padre Maxi Oliva, Carlos, aclaró que “nunca abandonó su tratamiento”. También destacó que no pesaba 500 kilos como se dijo en un principio sino que eran sólo 300 y unos 80 litros de retención de líquidos que habría sido la causa de su deceso.

"El viernes estuve hablando acerca de Maxi en Malvinas. Le pregunté a una responsable del centro. No recordaba bien cuándo era la última vez que había estado internado, y pidió irse a la casa. Y después, cuando tenía que venir, pedía la ambulancia y no venía", explicó Cormillot.

No obstante, el padre de Maximiliano le contestó con la versión de su familia: "¿Decís que hiciste todo lo que había que hacer por mi hijo? ¿Por qué no lo llevaste a tu institución? ¿No está preparada para recibir a un gordo como Maxi? Contestame Cormillot. Si tu institución no está preparada para recibir a un gordo como Maxi, dedícate a otra cosa. Se lo ganó, se ganó un tratamiento de por vida, y cada vez que había que pedir algo, había que pedir por favor".

"Estaba internado en Malvinas (por el Centro Municipal de Obesidad). Y cuando llegó el cumpleaños de Valentina (la hija de Maxi) fue a su casa. Llegaron a un acuerdo: él iba a ir una vez por semana en una ambulancia que lo iba a venir a buscar y llevar, eso se produjo durante tres meses. Después sufre un problema en la rodilla, lo consulta con sus médicos y le dicen que no se traslade porque le iba a afectar; fueron dos semanas. A la tercera o cuarta semana pide la ambulancia y la encargada de ese sector le dice que decidieron no mandarle el transporte porque había mucha demanda y que lo necesitaban. No es como dicen, que Maxi no quiso ir", agregó Carlos en diálogo con Confrontados.

En este sentido, aseguró que su intención no es buscar culpables por la muerte de Maxi, sino que se trata de “no permitir que lo ensucien”. “Hay una familia sufriendo y se hablan pavadas. Maxi agonizó durante una semana", lamentó.

"Dejemos de ensuciar a una criatura que sufrió y pagó por tener sobrepeso. ¿Sabés por qué no lo pudimos cremar? Porque este país no está preparado para cremar a un obeso. Lo tuvieron que bajar entre 10 personas para meterlo en la tumba. Me revienta cuando dicen que era un rebelde. Pongámosle, ¿y lo dejamos morir porque era un rebelde?", culminó Carlos.

Comentarios