Nacionales | impuesto | Herencia | Provincia

Impuesto a la herencia: cuánto se paga en la provincia

El impuesto a la herencia se trata de un gravamen a la transmisión de bienes que generan un aumento patrimonial "a título gratuito".

El acuerdo del Consenso Fiscal que el gobierno trazó con las provincias abrió la puerta al regreso de un impuesto a la herencia, que fue eliminado por la última dictadura militar. El mismo habilitará a que se sumen el gravamen para los aumentos de riqueza para personas humanas o jurídicas.

El impuesto a la herencia se trata de un gravamen a la transmisión de bienes pero también alcanza legados, donaciones y anticipos de herencia, es decir, transferencias que generen un aumento patrimonial "a título gratuito".

Según el detalle de ARBA, la Agencia de Recaudación de la provincia Buenos Aires, solo tributan el impuesto a la Transmisión Gratuita de Bienes "los actos entre vivos desde el 1 de enero del año 2011 en adelante" y en el caso de transmisiones por causa de muerte, los fallecimientos posteriores a 2010.

Herencia 2.jpg
El impuesto a la herencia se aplica en la provincia de Buenos Aires desde 2011.

El impuesto a la herencia se aplica en la provincia de Buenos Aires desde 2011.

Se aplica a los bienes y residentes en territorio bonaerense y las alícuotas rigen a partir de la cesión o transmisión de bienes por más de $1.344.000 cuando se trata del núcleo familiar directo (de padres a hijos o cónyuges) mientras que cuando son herencias de abuelos, tíos y otros parentescos o desconocidos, el impuesto se aplica a partir de los 322.800 pesos.

Para determinar el valor del usufructo temporario se toma el 20% (20%) del valor del bien por cada período de diez años, sin computar las fracciones. El mismo se considera como parte del valor total del bien de acuerdo a la edad del usufructuario y la cuota. Si quien hereda tiene hasta 30 años, rige el 90% de la cuota. De más de 30 años hasta 40 años, el 80%, y así va bajando a medida que sube la edad. Cuando el heredero tiene más de 70 años, corresponde el 20% de cuota.

El impuesto puede resultar en que no haya que pagar según los bienes, el parentesco y la edad, pero siempre es necesario presentar la declaración.

Dejá tu comentario