Nacionales | Sputnik V | dosis | vacunas

Sputnik V: entre el temor de que se caiga el contrato y el optimismo de que lleguen insumos

Desde el gobierno se muestran positivos con que seguirán llegando dosis de Sputnik V, mientras que desde Rusia aseguran que enviarán insumos para su envasado

Todo comenzó con una carta: Cecilia Nicolini, asesora del presidente Alberto Fernández, se encargó de escribirla y enviarla. Tenía como destino Rusia y en ella le reclamó al gobierno de Moscú sobre el cumplimiento del acuerdo de entrega de vacunas Sputnik V, principalmente del segundo componente, de las que solo llegaron el 16,6% de las pactas por el contrato entre ambos países.

Ante eso, ciertos sectores de Argentina comenzaron a temer que el contrato con el Instituto Gamaleya se desmorone. La carta, enviada al CEO del Fondo Ruso de Inversión Directa y difundida por La Nación, expresa cierta irritación por las demoras en el envío de las vacunas y por ello muchos piensan que se abrió la puerta a una potencial caída del contrato.

B6XIYFY4PJDI3NGGYTUE7LTNPU.jpg
Cecilia Nicolini y Carla Vizzotti en Moscú, en uno de los tantos viajes para negociar por vacunas Sputnik V.

Cecilia Nicolini y Carla Vizzotti en Moscú, en uno de los tantos viajes para negociar por vacunas Sputnik V.

Una de las preocupaciones pasa por las 6.882.510 personas que recibieron solo una dosis de Sputnik V y, en el caso de que suceda contractualmente lo peor, quedarían a la deriva. Por otro lado, Argentina también pone en juego el futuro del laboratorio Richmond, quien depende del Instituto Gamaleya para el envío de insumos y la aprobación de las dosis nacionales.

Sin embargo, desde el gobierno se mostraron optimistas con la cuestión. “No creo que peligre el acuerdo con Gamaleya. En cualquier caso, si fuera así, habrá que revisar la provisión de Richmond, con quien nosotros no tenemos contrato”, explicó Sonia Tarragona, jefa de Gabinete del ministerio de Salud de la Nación en diálogo con Clarín. Y agregó: “Nadie está pensando en que se caiga el contrato. Lo que se quiere hacer es 'presionar' para que se cumpla”.

Lee también

Argentina en los Juegos Olímpicos de Tokio: la agenda completa

El hijo de Alberto Fernández cambiará su DNI: "Soy una persona no binaria"

Dicha presión, según reveló Página/12, podría llegar a tener el efecto deseado. Fuentes rusas le confirmaron a dicho medio que en los próximos días llegarán al país unos mil litros de la sustancia activa para producir dosis de Sputnik V del segundo componente. Esa cantidad podría servir para que el Laboratorio Richmond produzca 1.700.000 vacunas del segundo componente.

Si bien las certezas son pocas y desde Rusia no emitieron un comunicado oficial, las dudas deberán de ser despejadas en los próximos días. Puede que el temor a que se rompa el contrato con Gamaleya finalmente sea solo un susto.

Dejá tu comentario