Nacionales | Manuel Nieto | bandera | Bonaerense

La identidad bonaerense y los aniversarios 

Esta semana se cumplieron dos aniversarios que, en lo personal, me resultan relevantes, y calculo que para muchos de nuestros lectores también.  

@NietoManuelOk

El último viernes se conmemoraron los 25 años de la creación de la bandera de la provincia de Buenos Aires. Resulta difícil de creer que hace tan solo 25 años la provincia más importante del país no tuviera bandera. Su creación fue impulsada por la gestión del entonces gobernador Eduardo Duhalde, que organizó un concurso en las escuelas: los estudiantes fueron convocados a presentar modelos, un jurado seleccionó cuatro finalistas, y finalmente el alumnado bonaerense definió la ganadora.

El entonces subsecretario de Cultura bonaerense, Luis Verdi, recordó esta semana ante la agencia Télam: “Hacía mucho que con Duhalde hablábamos de la importancia de la provincia en el conjunto del país y el serio problema que había en torno a la falta de identidad. Entonces nos propusimos revalorizar lo bonaerense y reforzar lo nuestro”. También señaló que desde el Gobierno “en que el diseño refleje el territorio riquísimo de la provincia, sus tradiciones, la producción industrial y el campo”.

La falta de “identidad bonaerense” que preocupaba a Duhalde sigue siendo un problema. Para el politólogo Andrés Malamud, esta característica está directamente ligada con los medios de comunicación, al no existir diarios, canales de TV o portales que reflejen la realidad provincial en su conjunto. Los bonaerenses se informan con periodismo local o nacional, sin una esfera provincial que construye identidad.

“Mendoza tiene dos millones de habitantes y varios diarios grandes; Córdoba tiene tres millones de habitantes y La Voz del Interior. Pero Buenos Aires tiene dieciséis millones de habitantes y ningún medio de prensa que investigue a su gobierno”, plantea Malamud, que es de origen radical y un firme impulsor de la propuesta de dividir a la provincia de Buenos Aires.

Malamud basa su argumento en la “hipertrofia bonaerense”, que “cuadruplica demográficamente, y pronto quintuplicará, a la segunda provincia argentina”. “No hay desproporcionalidad semejante en el mundo”, sostiene. Y habla de una “provincia inviable”.

Como todo gobernador en ejercicio, Axel Kicillof repele esa idea (sería atentar contra sus intereses) y también, al igual que Duhalde, traza entre los objetivos de su gestión fortalecer la identidad bonaerense. “Todos los días se oye algún ignorante venir a proponernos descuartizar o dividir la provincia de Buenos Aires. Parece que les molestara la provincia”, sostuvo Kicillof en febrero pasado, en el aniversario bonaerense número 202. Y agregó: “Cada vez que uno habla de la identidad y de la integración de la provincia de Buenos Aires la gente acompaña. Tenemos que luchar por una identidad y una integración que no suture de manera artificial la diversidad. Tenemos identidad porque somos diversos y buscamos un objetivo común”.

Independientemente de la postura que se tenga en este debate, está claro que hay problemas de fondo en la organización de la Provincia, y especialmente, del Conurbano, que alberga al 25% de la población del país y al 64% de los habitantes bonaerenses, con grandes márgenes de desigualdad.

El otro aniversario de esta semana se cumplió el pasado 9 de agosto: El Diario Sur celebró 16 años del lanzamiento de su primer producto editorial. No son dos acontecimientos inconexos. Tanto la creación de una bandera como la fundación y el arraigo de un medio de comunicación regional contribuyen a un mismo fin: la definición y el fortalecimiento de una identidad social y comunitaria. Está claro que este cumpleaños es de los que trabajamos para que el diario se haga en sus diferentes formatos, se distribuya, y también para quienes lo leen. A todos, entonces, ¡Felicidades!

Dejá tu comentario