Salud

La comunidad sanitaria está en alerta por graves infecciones provocadas por tatuajes

Ya se registraron 67 casos, los primeros se dieron en febrero. Los focos infecciosos son as provincias de Santa Fe y de Buenos Aires.
lunes, 17 de junio de 2019 · 10:40

Unas 67 personas de Buenos Aires y Santa Fe presentaron una compleja infección cutánea que habría sido producto de la realización de un tatuaje. El caso fue confirmado y difundido por la Secretaría de Salud de la Nación a través de una alerta publicada en el Boletín Epidemiológico de la pasada semana, donde explicaron que la bacteria causante de ello es una atípica, llamada Mycobacterium abscessus.

Las personas infectadas presentaban, entre una y dos semanas después de tatuarse, alergias y lesiones en la piel llamadas pápulas. En general habían sido hechos con tinta color gris (grey wash). Los especialistas todavía continúan investigando el brote y su fuente de contagio, más allá de que creen que la misma tinta podría haber estado contaminada todavía no se retiró ninguna del mercado. 

Mirá también: Amalia Granata será diputada provincial

"Se obtuvieron 59 biopsias de las lesiones de las cuales siete fueron positivas para M. abcessus, cinco fueron bacilos ácido-alcohol resistentes (BAAR) positivos en proceso, 15 fueron negativas y el resto continúan en estudio", explicaron los especialistas y añadieron: "Se realizó la tipificación y antibiograma en el Laboratorio Nacional de Referencia INEI-Analis- Carlos Malbrán siendo solo sensible al antibiópico Cefoxitima y se encuentra pendiente la genotipificación". 

Los especialistas aseguran que esta bacteria puede dañar seriamente la piel. Ante esta situación, desde la Secretaría de Salud convocaron a una reunión de expertos para emitir un comunicado con recomendaciones para casos similares donde "se manifiesta clínicamente porque aparecen lesiones llamadas pápulas rojas sobre la zona del tatuaje". "No hubo otra sintomatología general, solo algunas otras veces picazón", explicaron.

Últimas noticias: El líder de Megadeth, Dave Mustaine, tiene cáncer de garganta

“La piel y los tejidos blandos son las estructuras mayormente comprometidas y resultan generalmente de la inoculación traumática de esta micobacteria por material no esterilizado correctamente. Estos microorgamismos oportunistas se encuentran ampliamente distribuidos en el medio ambiente pudiendo colonizar cualquier área no estéril. Se han aislado de aguas potables y residuales, así como del suelo, mesadas, tapas de frascos y polvo. Procedimientos punzantes como son los tatuajes pueden conducir a esta infección, al utilizar elementos como agujas o pigmentos no estériles”, sostuvo la dermatóloga Cristina Pascutto, ex presidenta de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) a Perfil.

Comentarios