Nacionales | alquileres | Ley | inquilinos

El miércoles entra en vigencia la ley de alquileres

Fue publicada hoy en el Boletín Oficial. Las modificaciones de esta nueva ley de alquileres conllevan beneficios varios para los inquilinos.

Tras su publicación en el Boletín Oficial de este martes, el miércoles 1 de julio entró en vigencia la nueva ley de alquileres. Una legislación cuyo proyecto dio mucho que hablar durante prácticamente un año por sus cambios con importantes beneficios para los inquilinos pero algunas contras para los locadores.

La ley 27.551 fue aprobada por el Congreso en una sesión virtual hace unas dos semanas y se promulgó recién el martes. La misma introduce modificaciones en el Código Civil y Comercial de la Nación para este tipo de contratos relacionados con los alquileres, siendo la primera reforma desde la introducida en 1984 y busca mejoras para los inquilinos, despertando críticas en los propietarios y algunos sectores inmobiliarios.

Entre estos beneficios se encuentran los contratos más largos sin recaer en constantes costos de renovación. En vez de los convencionales dos años de estadía, ahora los acuerdos serán por tres años con una garantía que no puede ser de más de un mes de alquiler por el plazo completo, cuando antes era un mes por año de contrato.

Otro de los temas son los aumentos de los valores de la mensualidad de los mencionados alquileres. A partir ahora, por ley, no habrá actualizaciones semestrales sino indexaciones cada 12 meses con un índice que será elaborado por el Banco Central: el mismo estará compuesto en un 50% por la variación de los salarios y un 50% de la inflación.

También cambian las garantías: ya no es necesario presentar a un garante con una propiedad o recibos de sueldo que garanticen el pago. Se aceptarán avales bancarios o garantías personales del inquilino; mientras que las expensas extraordinarias correrán por cuenta del propietario y las ordinarias por parte del locatario.

Además, la nueva ley obligará a que la totalidad de los contratos sean inscriptos ante la Afip para evitar la evasión impositiva y posibles abusos por fuera de la formalidad legal y establece la creación del Programa Nacional de Alquiler Social para la adopción de medidas que faciliten el acceso a la vivienda digna en alquiler mediante contratación formal; entre ellas: la especial consideración de las personas en situación de violencia de género, la regulación de la actividad de las entidades que otorgan garantías de fianza o seguros de caución, la promoción de un seguro obligatorio para cubrir las faltas de pago de alquileres y las indemnizaciones por daños y ocupación indebida de inmuebles.

Los puntos principales de la Ley de Alquileres

El contrato: deberá ser por tres años (no por dos como era antes)

El depósito: será por un mes de alquiler (no de un mes por año de estadía)

La garantía: los inquilinos tienen mayor flexibilidad, el locatario debe proponer al menos dos alternativas entre título de propiedad inmueble, aval bancario, seguro de caución, fianza o garantía personal del locatario (recibo de sueldo, certificado de ingresos)

Valor de la garantía: No se puede exigir a los inquilinos que el monto supere el equivalente a cinco veces el valor mensual de la locación salvo en el caso de ingresos, que puede elevarse hasta 10 veces

Cómo se calcula el aumento: será una actualización anual regida por un índice del Banco Central conformado en un 50% por la variación del salario y un 50% por la inflación

Expensas: las ordinarias (servicios comunes) debe pagarlas el inquilino, mientras que las extraordinarias son responsabilidad del locador

Gastos y reparaciones: pueden ser compensados por el locatario con el importe de los alquileres, previa notificación fehaciente

Dejá tu comentario