Nacionales | plasma | COVID-19 | Salud

Ley de plasma: los beneficios y derechos de los dadores

El Senado aprobó en una sesión remota la campaña nacional de plasma que establece días de licencia pagos como derecho para los dadores.

La campaña nacional de donación de plasma por parte de personas recuperadas del coronavirus ya es ley. Fue aprobada el jueves en una sesión remota del Senado. Se trata del tratamiento que más resultados ha dado hasta el momento contra el covid-19 y se enmarca en un ensayo clínico que busca combatir la infección de este virus. Se basa en los anticuerpos originados por el sistema inmunitario que contiene el plasma de personas convalecientes.

La normativa establece una serie de beneficios para quienes donen plasma a los centros de salud en pos de poder tratar a los enfermos de Covid-19. Entre ellos se encuentra “una licencia especial para los y las donantes bajo relación de dependencia de dos días por cada donación de plasma que realicen”.

Sin importar si trabajan para el sector privado o público, la licencia siempre será remunerada y no se les podrá descontar el día. Pare ello, deberán “acreditar tal circunstancia ante el/la empleador/a mediante la presentación del certificado expedido por el centro de salud interviniente".

Entre los fundamentos de la normativa detallan que “el Hospital de Trauma Federico Abete de Malvinas Argentinas de la Provincia de Buenos Aires ha avanzado con esta técnica, y el Ministerio de Salud Provincial ha informado los resultados preliminares que muestran que el 90% de los enfermos de Covid-19 tratados con plasma en centros de salud de ese distrito se han recuperado. Es por ello que resulta necesaria una campaña nacional que fomente la donación de plasma sanguíneo de los pacientes recuperados de Covid-19".

Este “plasma de convaleciente” se obtiene a través de un proceso de recolección de sangre de los pacientes ya recuperados de Covid-19 y que no tienen signos de la enfermedad. El mismo se trasfunde a una persona que está cursando el virus y le da una suerte de impulso inmunitario que ayuda al proceso de recuperación.

La recepción del plasma depende de una decisión médica en donde evalúan el estado de salud de cada paciente. Uno de los casos más conocidos del tratamiento de plasma exitoso es el del jefe comunal de Lomas de Zamora, quien se recuperó del Covid-19 tras ser trasfundido con plasma en el Hospital de Llavallol. En 48 horas su estado mejoró sustancialmente a pesar de que era paciente de riesgo.

Cabe destacar que, siguiendo las directivas del Ministerio de Salud de la Nación, cada centro de salud ha desarrollado su propio protocolo para el uso de plasma. Dentro de la provincia de Buenos Aires hay un único protocolo validado por el Ministerio de Salud bonaerense con los lineamientos generales para proceder. Solo se aplica a pacientes que cursen cuadros moderados graves de la enfermedad (ni leves ni críticos).

Dejá tu comentario