Editorial

El mensaje del Cyber Monday

El lunes comenzó el Cyber Monday 2019 y las ventas las encabezaron... los pañales. Creer o reventar. Ecos del 55% de inflación proyectada para fin de año: aprovechar el descuento de productos “para guardar”, que ayuden a la odisea de muchas familias para llegar a fin de mes.
domingo, 10 de noviembre de 2019 · 08:00

El «ciberlunes» nació en los Estados Unidos el lunes siguiente del Día de Acción de Gracias (cuarto jueves del mes de noviembre), y sucede al “viernes negro” (Black Friday) creado por las empresas para motivar a la gente a comprar por internet. Por primera vez se promocionó en 2005 bajo el slogan: “CyberMonday se convertirá rápidamente en el día de compras on line mas grande del mundo”.  

Desde entonces, en los Estados Unidos, se multiplicaron las ventas on line cada lunes siguiente a la Acción de Gracias en un 77% en promedio cada año hasta este 2019, con un récord vigente desde 2010 cuando los estadounidenses gastaron 3028 millones de dólares en compras on line. 

En nuestro país el primer Ciberlunes oficial se realizó en 2012, y despertó más curiosidad y consultas de los clientes que ventas efectivas. Ya en la segunda edición la organización estuvo a cargo de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), que el lunes 2 de diciembre de 2013 orientó sus promociones y descuentos a anticipar las compras para las fiestas de fin de año. Las ofertas y promociones que se registraron durante la acción estuvieron orientadas a descuentos especiales en productos y servicios (desde el 10 hasta el 60 % según el caso), ahorro en el pago en cuotas sin interés, envíos gratis y regalos que acompañaron las compras. Hubo publicidad en medios de todo tipo, generando mucha repercusión. Prueba de ello fue el colapso que sufrieron muchos de los sitios web adheridos, que no esperaban una repercusión tan alta, ni estaban preparados para semejante cantidad de visitas en sus respectivos servidores. El éxito de la difusión se reflejó luego en quejas de clientes por faltantes de stock, rebajas engañosas o simplemente por no poder realizar la compra por la saturación de los servicios. Ese año en nuestro país se vendieron 108 millones de dólares y el ranking de ventas estuvo liderado por pasajes aéreos y paquetes turísticos, y electrodomésticos de línea blanca (heladeras, lavarropas y televisores fundamentalmente). El tercer lugar con solo el 9% de lo facturado fue para el rubro indumentaria y moda.  

Ya en 2014, el ciberlunes argentino convocó a 160 empresas locales que lograron sumar a 100.000 nuevos inscriptos para que aprovechen las promociones y descuentos que se ofrecieron. Esta edición generó 682 millones en ventas online, un 245% más que la vez anterior. Tuvo un 290% de crecimiento en la cantidad de productos vendidos comparado con la acción realizada en 2013. La edición 2015 sumó un día, y se desarrolló el lunes 2 y martes 3 de noviembre e incrementó la participación de marcas un 70%, con 240. Entre las novedades de esa edición se destacó el desarrollo de una nueva plataforma móvil que permitió a los consumidores comprar desde sus dispositivos móviles. 

Desde entonces el esquema se repite y algunas empresas nacionales y extranjeras con presencia local trasformaron aquel día en dos, tres, cuatro y hasta una semana (cyberweek). La familiarización de las compras on line llegó luego que los compradores dejaron de temer por cuestiones de seguridad bancaria y de uso de datos personales, en tanto comenzaron a divulgarse aplicaciones que comparan las ofertas, alcances y características  en tiempo real.  

Desde 2012 el ranking de ventas estuvo liderado por el rubro “turismo”, secundado por electrodomésticos pequeños y grandes. Luego fueron alternándose los siguientes rubros: indumentaria y moda, bebidas alcohólicas naciones e importadas y bienes de consumo.  

Este año cambió todo. El lunes comenzó el Cyber Monday 2019 (que para algunos rubros y empresas siguió hasta el viernes) y las ventas las encabezaron... los pañales. Creer o reventar diría mi vieja, Mercado Libre informó que vendieron más de 200.000 pañales sólo el lunes (es decir 348 pañales por minuto), monto que representa el consumo mensual de 1.350 bebés recién nacidos. El ranking completan los siguientes rubros: bebidas con y sin alcohol, jabón para la ropa, las leches larga vida y los artículos de cuidado personal. Desde la Cámara Argentina de Comercio Electrónico señalaron que "este año se identifican dos perfiles de compra bien definidos. El primero se dedica a congelar los precios de productos y/o servicios en pesos y en cuotas sin interés como una forma de ganarle a la inflación y al dólar. El segundo, aprovecha para abastecerse de bienes de consumo stockeables con grandes niveles de descuento”.  

Esto último explica el porqué de los pañales o las leches larga vida.  

Ecos del 55% de inflación proyectada para fin de año: aprovechar el descuento de productos “para guardar”, que ayuden a la odisea de muchas familias para llegar a fin de mes.  

Buena semana.  

Comentarios