Sábado 23 de Marzo   18:47 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx

El poder del lenguaje para generar resultados en tu vida

El lenguaje tiene un gran poder. No solo describe la realidad sino también la crea.  A esto se denomina, la capacidad generativa del lenguaje.  Las personas muchas veces desconocen ese poder. Y no podemos cambiar aquello que no conocemos.  El objetivo de esta columna es para ustedes los lectores que siguen la columna todos los domingos, puedan identificar cuando utilizan un lenguaje generativo y cuando damos vueltas sin conseguir resultados. Lo primero es identificar Queja Vs Pedido. La queja es estéril, no genera resultados. Escucho largas y agotadoras conversaciones donde las personas se quejan, “Mira lo que hace fulano…..bla bla….” Si la intención de esa persona es hacer catarsis…bueno perfecto. Es muy necesario desahogarse. ¡Sin embargo es importante saber que eso no cambia la realidad! Podemos sentirnos más aliviados, pero tengamos claro que no generamos otro resultado. Me surge la imagen del hámster que da vuelta y vueltas sobre la ruedita de forma agotadora llegando siempre al mismo lugar. El lenguaje que genera resultados son: los pedidos, promesas, ofertas, declaraciones. Los Pedidos (“Te pido hagas tal cosa de tal y tal manera para tal fecha”). Las Promesas (“Te prometo que voy a realizar tal trabajo de tal y tal manera”) y acá es importante cumplirlo sino se quiebra la CONFIANZA, ¡Ingrediente fundamental! Si prometo y no cumplo pierdo credibilidad y se resquebraja la confianza. Las Ofertas (“Te ofrezco tal producto”) y las Declaraciones (“Lo declaro gerente de esta compañía”, “Los declaro marido y mujer”, “Te declaro mi amor”, El árbitro dice ¡Fuera!, un jefe contrata o despide, un profesor dice “Aprobado”, un ejecutivo rediseña un producto. ¿Recuerda alguna declaración por la cual su vida cambió? 

Comentarios