Lunes 20 de Mayo   18:44 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
Editorial

Un circo polarizado para que no crezcan los enanos

“Cada vez que predije lo que haría Cristina, hizo otra cosa. Se ve que pensamos distinto”. Así le respondió el presidente a Macri a los periodistas que lo acompañaron esta semana en la gira asiática, cuando le consultaron si finalmente imaginaba un mano a mano electoral con la ex presidenta.

La gira termina con un sabor agridulce en la comitiva oficial. El núcleo duro del macrismo jura y perjura que no volverá a subir a ninguna otra misión internacional a políticos que no estén 100% alineados. El enojo actual es con Martín Lousteau, que cuando promediaba el periplo le confirmó a Clarin su intención de competir con el propio presidente Macri en las Paso. Los colegas presentes cuentan que ni Macri ni Andrés Ibarra lograban salir del asombro cuando les mandaron el link de la nota impresa desde Buenos Aires. “No tiene códigos”, “es un atrevido incorregible”, decían por lo bajo, mientras la versión oficial hablaba de la intención del presidente de “mostrarse al mundo como una sociedad plural, donde la convivencia entre los políticos de distintos espacios es posible y no hace peligrar el nuevo camino elegido”.

Una situación similar, aunque con más cuidado en las formas, había protagonizado Sergio Massa cuando se subió al avión presidencial de la primera reunión de Davos en enero de 2016. En aquella oportunidad, Massa tuvo “la deferencia” de desmarcarse de los iniciales anuncios del gobierno Cambiemos una vez de regreso en Buenos Aires. Lo de Lousteau fue bastante más osado por cierto. Tal vez envalentonado por el triunfo radical en La Pampa sobre el ex futbolista de Boca Carlos Macalister, pensó que esa sería una buena oportunidad para presionar al oficialismo.

¿Se trata de una nueva ingenuidad del Pro? ¿Cree verdaderamente Lousteau que Cambiemos es una alianza electoral donde se juega con cartas sin marcar? A priori ambas posiciones parecen bastante amateur. El gobierno no aprendió de aquel episodio con Massa pos Davos, ni de la intempestiva renuncia como embajador del propio Lousteau en los EEUU a días de la primera visita presidencial. En sus afán por controlar y/o neutralizar los jugadores de cara a la elección nacional, el gobierno se sobrevaloró.

Lo cierto es que la mala gestión económica y su reflejo en las expectativas y el humor social, animan a cualquiera a candidatearse. Por primera vez desde que asesora al presidente Macri, la estrategia Durán Barba es solo una: polarización. Cree religiosamente en la necesidad que lleguen Cristina y Mauricio al balotage. Sabe que Cristina tiene un núcleo duro de votantes que ronda el 30% promedio a nivel nacional, y dice que los incondicionales del presidente están en el orden del 24%. Si bien los encuestadores siempre reflejan indices relativos, el ecuatoriano sigue sosteniendo que Macri le gana a Cristina en noviembre. Y para eso es clave obturar el crecimiento de las terceras posiciones. Durán Barba no quiere que le crezcan los enanos. No a los Lavagna, Massa, Lousteau, Urtubey, Uñac, Lisfchitz, Manes, Schiarartti, Picheto, que puedan cautivar al tercio restante de los votantes. Se le atreven todos a Mauricio...

El enorme desafío del PJ será lograr una unidad que le permita volver a gobernar. Para ello es necesario que abdiquen “los Randazos”. Si se imponen personalismos por sobre la necesidad de conformar una lista con los mejores jugadores posibles, el peronismo jugará otra vez el partido que más le conviene a Macri.

El año electoral empezó en La Pampa y sigue esta semana con el cierre de alianzas y candidatos en Santa Fe. Mientras tanto:

  1. Descubrimos un costado desconocido de capitán de Boca Juniors, que de Carlitos parece tener poco: accionista/inversor en proyectos de energía renovable. Asociado con la familia presidencial tiene un 10% de una joven empresa (por demás exitosa), que compró por 5 millones de dólares y vendió por 56 (millones de dólares) en apenas dos meses (desde la conformación societaria hasta las operaciones de compra y venta). A Carlitos le va mejor en los negocios que en el verde césped. 
  2. Marcelo Dalesio declaró ante el juez que el fiscal Stornelli “no tenía la más puta idea” de sus acciones. Sin embargo, el peritaje de su propio celular lo desmentiría, confirmando una relación con habituales intercambios telefónicos.
  3. Mientras aumenta las tarifas de los servicios y el transporte, el gobierno lanzó un plan para que se puedan comprar los útiles escolares en 12 cuotas.
  4. A pesar que la doble mano de la ruta 58 retrocede por las noches lo que avanza de día, el gobierno abrió otro frente de obras de la autopista que unirá Cañuelas con la ruta 3.

Buena semana.

Comentarios