Editorial

Pasan los años y el ministro sigue haciendo Aguad

Aún cuando Macri sea reelecto, alguno de sus colaboradores ya están despidiéndose de la gestión pública. Hace casi cuatro años Oscar Aguad viene tomando decisiones trascendentes que implican y modifican la vida de millones de argentinos.
domingo, 14 de julio de 2019 · 00:00

Cerca del presidente Macri dicen que hay cuatro hombres de su extrema confianza delineando las acciones de un potencial nuevo gobierno. “Vamos a hacer lo mismo, pero más rápido”, soltó al pasar el Jefe de Gabinete. Ese “más rápido” terminaría con el tratamiento de dos proyectos controvertidos: las reformas laboral y previsional. Cada vez que se propusieron estos debates en nuestro país se vivieron momentos de zozobra. La tensión entre los preceptos impuestos por el FMI y los intereses de trabajadores sindicalizados por un lado y de  jubilados y pensionados por otro, parece un camino inevitable si los proyectos avanzan.

En esa nueva estructura (de su deseado nuevo mandato), Macri se propone “no repetir errores del pasado”, y como tales señala: a) la lentitud que significó la gradualidad, b) el armado de su gabinete a partir de nombres y no de misiones y funciones, c) alinear las metas fiscales a los preceptos del mercado internacional, y d) apostar a la plena apertura del mercado argentino al mundo haciendo eje en: los alimentos y el agua dulce.

Alguno de sus colaboradores ya están despidiéndose de la gestión pública, aún cuando Macri sea reelecto. El caso emblemático es el del ministro de Defensa, Oscar Aguad, que a pesar de ser uno de sus colaboradores más cercanos no para de meter la pata. Ésta última semana afirmó que el levantamiento militar carapintada encabezado por Aldo Rico en 1987, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, "fue un acontecimiento chiquito" que "no puso en jaque la democracia". De esta forma, el funcionario justificó la presencia de Rico en el desfile militar que se realizó el 9 de Julio, en calidad de ex combatiente de Malvinas. "Tiene derecho a desfilar como veterano de Malvinas. Lo de Aldo Rico y los carapintadas es historia vieja. Fue un movimiento como consecuencia de algo que venía de antes, pero que la democracia superó y no dejó que evolucionara, yo no le daría tanta trascendencia", le aseguró Aguad. Sus dichos fueron condenados por propios y extraños. Elijo la respuesta de Ricardo Alfonsín: “con todo respeto, tus dichos no hacen otra cosa que ofender a cuantos lucharon por la democracia y su consolidación, por la paz y contra la violencia. No tenés derecho falsear la historia de esa manera, ni a agraviar así a los argentinos”.

Aguad ya venía de una serie de desaciertos públicos como cuando asumió como Ministro de Comunicaciones en aquel “mejor equipo de los últimos 50 años”. Corría 2016 y el flamante ministro nos sorprendía con un descubrimiento: "...a mí lo que me tiene sorprendido es lo que viene en materia digital. Lo que se va a poder hacer a través de Internet y vía digitalización. Prácticamente todo va a ser digital. Le doy un ejemplo, usted se va a sacar una radiografía en La Rioja y se la va a poder analizar un hombre en Boston y le va a poder diagnosticar el remedio que por otra aplicación lo va a comprar en la farmacia sin moverse de su casa". Aguad se sorprendía con innovaciones tecnológicas que ya tenían 10 años...

Para su (mala) suerte, cuando aquel “mejor equipo” se desmembró pasó a ser el Ministro de Defensa que tuvo que ponerle cara a la tragedia del ARA San Juan, que le costó la vida a sus 44 tripulantes. Cuando todo era confusión (hasta que aparecieron los restos del submarino) el Ministro tuvo casi tantos gafes como declaraciones, hecho que enervó una y otra vez a las familias de los marinos: “el atraso del país no es gratis, lo sufrimos todos los sectores. Tenemos Fuerzas Armadas que han tenido períodos largos sin adiestramiento y capacitación. Por ejemplo, la flota de submarinos estuvo cinco años sin navegar y esto no es gratis, se trata de la falta de entrenamiento, de la falta de renovación de capacidades, entre otras, como las causas más probables del hundimiento del ARA San Juan". El máximo responsable culpaba del hundimiento a la poca preparación de sus hombres, como si fueran suicidas...

Hace casi cuatro años Oscar Aguad viene tomando decisiones trascendentes que implican y modifican la vida de millones de argentinos...

Últimos párrafos para hacer un poco de auto bombo:

  1. El sábado 25 de mayo escribí en esta misma página que no existiría la (hasta entonces) llamada ancha avenida del medio, hecho que se confirmó poco más de un mes después con Massa candidato a diputado K y Pichetto integrando la fórmula con Macri.
  2. El sábado 8 de junio adelanté que la estrategia de Durán Barba sería llevar la grieta a la máxima expresión (tensando aún más los posiciones), situación que se confirmó esta semana con las virulentas declaraciones de Macri sobre Alberto Fernández ("Todas las cosas que me dijo eran falsas, todo en lo que se comprometió eran mentira"); Larreta (“los que quieren volver son estos tipos que se cagan a tiros entre ellos”); y Vidal (“me sorprendió el aplauso de muchas mujeres pañuelo verde cuando Cristina me trató de hada virginal”).

Ojalá pudiera anticipar también como primicia que se vienen tiempos mejores.

Buena semana.

Comentarios