Opinión

Estrategias comunicacionales

La licenciada Mónica Dreyer nos trae su columna semanal de opinión: "Estrategias comunicacionales"
domingo, 19 de enero de 2020 · 07:00

Se encuentran dos amigas y una le dice a la otra…. “¡Sabes que estuve en cama enferma todo el fin de semana!” Y su amiga le responde. “Bueno, pudiste descansar!”….  Lo que hizo su amiga es darle un significado diferente al hecho de estar enferma en cama. Técnicamente se denomina reformulación, redefinición o resignificación. Es una estrategia lingüística que utilizamos a diario, sólo que no sabemos que lo estamos haciendo.

Es muy útil en la mediación de conflictos, terapia, en negociación, en el liderazgo, conducción de personas y para uno mismo cuando necesita darle un sentido diferente a una situación. El otro día una persona me comenta que tuvo una llamada de atención en su trabajo y me dice: “Al principio no lo tomé bien y me sentí angustiada, pero después me sirvió para darme cuenta que tengo que cambiar”. Esta redefinición que le dio a la llamada de atención, le permitió hacer un cambio positivo. 

Hay personas que cuentan con recursos y pueden salir de situaciones problemáticas y hasta sacarle provecho. En otras oportunidades es más compleja la situación. En las ventas por ejemplo el famoso “Caro pero el mejor” es una resignificación. La gracia de un gran número de chistes, radica en este mecanismo. “¡Te vieron tirando facha!” “¡Que voy a estar tirando facha…Todavía que no tengo, la voy a estar tirando!”. 

En Mediación de conflictos es una herramienta muy útil para redireccionar un conflicto hacia una vía de solución. “¡Es muy insistente!” “¡Bueno, quizás está preocupado!”.

La resignificación es habitual, la hacemos a diario, sin embargo saber que la estamos aplicando brinda un mayor dominio en la comunicación. Te invito a detectar tus resignificaciones y conocer aún más tus estrategias comunicacionales… ¿Tus redefiniciones, hacia dónde orientan la conversación?

Comentarios