Columnista |

¿Con qué me conecta?

La licenciada Mónica Dreyer nos trae su columna semanal de opinión: "¿Con qué me conecta?"

Estamos frente a una amenaza que para sobrevivir requiere una ruptura en el orden vigente y una nueva organización hacia un nuevo orden. Cualquier cambio,  alteración en el statu quo, produce agitación y confusión, mezcla de emociones, interpretaciones diversas, hasta que se organiza en una nueva estructura. Recuerdo cuando una de mis maestras, dibujó  dos cuadrados, conectados en el medio  a través de una onda.

Así graficó una estructura que al perderse lleva a confusión hasta que se arma en una nueva estructura.  Por ejemplo  en un despido se pierde la organización dada por el trabajo, con sus emociones de tristeza, confusión hasta que la persona vuelve a conseguir trabajo.

En la separación o divorcio de una pareja en algunos casos al perder el orden y la estructura puede observarse que empiezan a salir, trasnochar, hasta de a poco ir estableciendo un nuevo orden. Volviendo al acontecimiento que estamos viviendo, el contexto emocional según lo vivido en cada país es muy diferente.

Si bien nosotros llevamos una ventaja en tiempo que  permitió leer parámetros y tomar medidas, la información cambia de hora en hora y requiere una rápida reorganización hacia un nuevo orden. Y me sorprende qué hace cada persona con lo que acontece.  Cómo ante la misma realidad cada persona le da una interpretación tan distinta. 

En el ejercicio de prepararse hacia un futuro incierto escucho interpretaciones que van de una punta a la otra según la persona, su formación, su personalidad.  El ser humano no soporta la incertidumbre y necesita generar una explicación que lo tranquilice a pesar de que esa explicación pueda generarle más ansiedad.

Y me pregunto ¿Cuáles son esas explicaciones? ¿Qué cree cada uno que va a pasar?   ¿Qué emociones le despierta esa explicación? ¿Conecta ésta emoción con algo que le pasó? Y si la conecta con algo…¿Cómo la afrontó en aquel momento? ¿Con qué me conecta lo que estamos viviendo?

Dejá tu comentario