Columnista |

Tesoros del alma

La licenciada Mónica Dreyer nos trae su columna semanal de opinión: “Tesoros del alma”.

Recibo un video de una muy querida amiga “Tal vez aporte a tu columna”. El video habla de ser agradecido.  Describía dos personas de viaje, una de ella se quejaba de todo, del asiento, de la almohada.  La otra persona estaba agradecida porque le habían regalado el pasaje. Claro las situaciones eran diferentes. Quien había pagado el pasaje se sentía con derechos y exigía. 

La otra persona además de recibir un regalo, sabía agradecer. Porque a veces tenemos estos regalos en la vida y no nos damos cuenta. Seguimos quejándonos.  Este es el punto que quiero remarcar.  ¿Sos agradecida/o?  ¿Valoras quien sos, lo que tenés, lo que hay a tu alrededor?  El enfermarse antes era para el que le tocaba y ahora no sabés dónde está y puede estar en cualquier lado.

Esta situación en algunas personas despierta una intensificación de los temores. ¿Teníamos que llegar a algo así para valorar la vida? Siempre me viene a la mente Steve Jobs, uno de los hombres más poderosos del mundo sin embargo falleció de cáncer. ¿Cómo valorar y disfrutar lo que tenemos?  Ese rincón de tu casa, el gorjeo de las palomas, aquello que fuiste logrando en tu vida, tu familia. 

Escucho personas decir “No sabés lo que es no poder respirar”.  Sin embargo para éstas personas, u otras para cuidar la salud,  el mejor antídoto, es tener la virtud de apreciar lo que sí tienen y  saber agradecer.  El agradecimiento, coloca en un estado emocional y mental que tiene un impacto positivo en la salud,  según las líneas de la psiconeuroinmunología. 

¡Recordar nuestros tesoros, es una acción sencilla muy poderosa!  Los lindos momentos vividos, los memes que nos hacen reír, las anécdotas con amigos. Y aquí quiero agradecer a mi amiga, su gesto y también los lindos recuerdos, cómo nos reíamos, su caracterización de  personajes cómicos.  ¡Saber reconocer y agradecer las cosas lindas de la vida! ¡Estos son los tesoros del alma!

Dejá tu comentario