Columnista |

Afrontando los cambios

La licenciada Mónica Dreyer nos trae su columna semanal de opinión: "Afrontando los cambios".

¡Uau! ¡Que año pasamos! Se dice que la mayor gloria no está en no caerse sino en levantarse cada vez que nos caemos. Este año nos caímos y nos levantamos. Y lo bueno es que ahora sabemos que lo podemos hacer. ¿Fue un gran esfuerzo? ¡Si! La vida misma requiere de una gran energía. Los líderes precisan contar con esta competencia, porque son quienes afrontan los cambios.

Me llegó un libro que me brindó una explicación acerca de este esfuerzo que necesita la vida, los cambios, los logros. “Las reglas del juego” de Ubay Serra Sánchez y habla del instinto de supervivencia y de la ley de la inercia.

Según el autor, el instinto de supervivencia es la habilidad intrínseca que tienen todos los seres vivos de superar las agresiones o cambios del medio con el objetivo de seguir vivos y preservar la especie. Y este año pasado, fue una lucha cuerpo a cuerpo para preservar la vida. Además el instinto de supervivencia viene protegido por la ley de la inercia.

¿Qué significa? Que por naturaleza tenemos resistencia a los cambios. Estas leyes afectan todos los ámbitos, por ejemplo si intentas convencer a una persona para que cambie de idea, va a resistirse y será necesario un intenso intercambio. Y es que las ideas al igual que los seres vivos, también tienden a sobrevivir.

Tanto la sociedad como las personas se resisten a cambiar salvo que se convierta en una necesidad. Esto explica por que algunas personas se quedan en una relación tóxica, en un trabajo que no les gusta o en un negocio que no rinde. Por estas dos leyes es que cambiar requiere de esfuerzo y de energía.

¿Cuál es el mensaje? La vida, lograr tus objetivos, ser la persona que queres ser requiere de este esfuerzo y energía. Comienza el año, y te aliento a seguir luchando por las cosas que te conmueven, por tus ideales, por tus orgullos. No hay otra manera. No te centres en lo que podes perder; sino en todo lo que podes ganar, y en cómo te vas a sentir cuando logres tu nuevo objetivo.

Dejá tu comentario