Nacionales | zoológico | Luján | animales

Denunciaron al dueño del zoológico de Luján por maltrato y crueldad animal

A partir de un informe de Telefé, el dueño del zoológico de Luján recibió una denuncia por el trato que reciben los animales.

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires presentó este miércoles una denuncia penal contra Jorge Alberto Semino, dueño del zoológico de Luján, por maltrato y crueldad hacia los animales, luego de que se conociera un informe televisivo en el que un ex empleado relató que le ordenaban, entre otras cosas, matar a cachorros de tigres recién nacidos.

De acuerdo al escrito, la denuncia refiere a la violación del artículo 3° de la Ley 14.346 que establece penas para las personas que maltraten o hagan víctimas de actos de crueldad a los animales, y se basa en los testimonios de un informe emitido por el noticiero de Telefé.

Allí se dio cuenta de las condiciones de los animales que generaron la clausura del lugar el 14 de septiembre del año pasado por parte del Ministerio de Ambiente de la Nación, la cual fue ratificada el pasado 3 de noviembre por la Cámara Federal de San Martín.

5f5fc6c9e0ab9_900.jpg
Esta no es la primera vez que por maltrato animal se denuncia al zoológico de Luján.

Esta no es la primera vez que por maltrato animal se denuncia al zoológico de Luján.

Un ex empleado llamado Christopher Rodríguez dijo a Telefé que trabajó desde los 14 años como cuidador en el Zoológico de Luján, desde 2011, y aseguró que el dueño del predio lo obligó en sucesivas ocasiones a matar a los cachorros de felinos recién nacidos a través de degüello, asfixia o ahogamiento.

"En el informe se exhiben fotografías que prueban los dichos del Sr. Rodríguez que, luego de describir las tareas realizadas en su labor de cuidador, expresó las condiciones de hacinamiento en que se encontraban los felinos", sostiene la denuncia.

Además de relatar los métodos utilizados para exterminar a los cachorros, el ex empleado contó que los animales exterminados fueron enterrados en el predio.

Dejá tu comentario